Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vecinos temen represalias por limpieza de grafitos en colonia

Policía limpió grafitos de la mara Salvatrucha en la colonia Belén, en San Miguel. Pobladores temen por la reacción de los pandilleros

Vecinos temen represalias por limpieza de grafitos en colonia

Vecinos temen represalias por limpieza de grafitos en colonia

Vecinos temen represalias por limpieza de grafitos en colonia

SAN MIGUEL. La limpieza de por lo menos 13 grafitos alusivos a pandillas, que estaban pintados en las paredes de viviendas y muros de la colonia Belén, ha llevado más preocupación a los ciudadanos de la referida colonia, que tranquilidad, como las autoridades esperaban.

La razón es que los pobladores consideran que los pandilleros, después de la limpieza de grafitos que ejecutó la policía en la referida zona, podrían tomar represalias contra ellos.

Una mujer que se identificó como Alicia, y que reside en la urbe, dijo: "En esa casa habían pintado ver, oír y callar los pandilleros, y decía que nadie se atreviera a borrarlo o lo matarían, por eso nos da tanto miedo, porque ellos no saben quién los vino a borrar".

Agregó que por un lado estaba bien que limpiaran las paredes porque dan mal aspecto a la colonia, pero que al final los vecinos más cercanos a los grafitos pueden ser los afectados porque los miembros de pandillas pueden suponer que ellos los borraron o intervinieron para que sucediera.

De la misma forma opinó otro vecino que se identificó solo como Antonio.

"Está bien que borren esa manchazón que han hecho ellos (los pandilleros), pero así como vienen los policías a limpiar que vengan a patrullar, porque después de esto lo dejan solo y uno es el que queda en peligro", sostuvo el hombre.

Los vecinos aseguran que la zona es asediada por las pandillas y es por la noche que se dedican a pintar grafitis en las paredes de las casas vecinas.

Antonio indicó que el temor de ellos radica en que conocen de casos cercanos en los que los pandilleros asesinaron a las personas que se atrevieron a borrar los grafitos que estaban pintados en sus casas.

Eso como advertencia para que las personas no los borren, aunque estén en sus propiedades..

"Me enteré que un señor al que los pandilleros le mancharon la casa, lo mataron porque el hombre borró los grafitos", dijo el vecino.

En la referida colonia el temor de sus residentes es palpable y, según testificaron las personas, a las 7:00 de la noche prefieren no salir para evitar ser víctimas de los integrantes de estos grupos ilícitos.

"Aquí todo el mundo está encerrado en sus casas a las 7:00 de la noche, porque los pandilleros ya andan en la calle y para evitar ser víctima, uno mejor se encierra", explicó Alicia.

La Policía, por su parte ,indicó que este esfuerzo lo realizaron con el objetivo de que haya colonias con una mejor imagen y evitar que se genere más violencia en las mismas.

El oficial de Policía, Fredy Amaya, indicó que "estos grafitos además de dar mal aspecto en las colonias generan mala influencia para los niños y eso es lo que queremos evitar".

El dispositivo de borrado de grafitos estuvo compuesto por 15 agentes policiales y el objetivo era borrar por lo menos 13 grafitos de la mara Salvatrucha que es la pandilla que domina en la zona.

El oficial indicó que la pintura, brochas y el resto de implementos usados para el borrado en las paredes fue donado por personas altruistas de la ciudad de San Miguel.

"Queremos devolver la belleza a esta colonia, que los niños no se vayan a enfermar viendo a diario estos mensajes negativos pintados en las paredes", sostuvo el oficial Amaya.

El plan comenzó ayer, pero esperan replicarlo en otras colonias de la ciudad para dejar libre de grafitos pandilleriles el municipio.

Sin embargo, los vecinos consideran que esa será una lucha que podría afectarles a ellos como residentes en las colonias. Piden a la Policía que no los deje en el olvido.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación