Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vecinos no soportan basura que se acumula en El Amate

La basura es lanzada en la zona por vendedores e incluso por los vecinos

La zona de El Amate está, casi a diario, llena de desechos que generan contaminación. foto edh / insy mendoza

La zona de El Amate está, casi a diario, llena de desechos que generan contaminación. foto edh / insy mendoza

La zona de El Amate está, casi a diario, llena de desechos que generan contaminación. foto edh / insy mendoza

LA UNIÓN. El Amate es un área comercial de la cabecera, pero también un sitio cargado de insalubridad e incluso, contaminante del ambiente, debido a que casi a diario se forma un enorme promontorio de basura en el que se observan roedores y una enorme cantidad de moscas, además emana malos olores.

La acumulación de basura se forma justo sobre la avenida General Morazán y es producto de todos los desechos que llegan a dejar a la zona desde el mercado, de las viviendas particulares y de personas que depositan hasta animales muertos en el basurero, ubicado a cielo abierto.

En el lugar funciona la parada de buses que van hacia cantones de La Unión, además hay una treintena de negocios de comida, golosinas, granos básicos y verduras; que a diario sufren la contaminación del ambiente a consecuencia del mal olor, de las moscas y de los roedores.

El problema es tan grande que José Fernando Reyes decidió cerrar una venta de alimentos que tenía en la zona.

"Tenía mi carretón de comida rápida, lo arrendé en dos veces y las personas que lo agarraron en alquiler se fueron porque no soportaban el mal olor, los clientes no aguantan y se van", aseguró.

Según Reyes, el problema no es nuevo, pues lo acarrea la comuna desde la administración del alcalde Osmar Cruz, en el período 2006-2009, quien permitió que las vendedoras del mercado utilizaran la esquina de la calle como un depósito de basura, mientras llegaba el camión.

"Es cierto que viene el camión a llevarse la basura, pero mientras eso ocurre, la zona está repleta de desperdicios y la calle está llena de líquidos de los mismos desechos. Queremos que quiten de una vez por todas ese promontorio, que ya no permitan que lancen la basura y tampoco que ubiquen contenedores", dijo Reyes.

"Hay días que no soportamos los malos olores, la gente viene a tirar las bolsas con basura y los perros la riegan; nosotros los que vendemos aquí en la cuadra echamos los desechos en bolsa y esperamos que venga el camión recolector para que se lo lleve", expresó por su parte Verónica Guevara, una vendedora de golosinas que también tiene su puesto en el área .

El problema del basurero parece eterno, pese a que el camión recolector llega a retirar los desechos e incluso permanece en la zona por varias horas, esperando el resto de basura.

Sin embargo, al momento de que el camión se retira, inician nuevamente los problemas y además, la basura es esparcida por los perros callejeros.

Javier Lazo, un habitante, dice que es un situación compleja con responsabilidad tanto de la alcaldía como de la población.

"Al ver la basura se nota que no solo es de la que sale del mercado. Lo más indicado es que prohíban que lancen desechos y que pongan a un policía municipal que vigile", dijo.

Se buscó la versión de las autoridades municipales. Abrahan Salguero, jefe de la unidad de Comunicaciones explicó que estaba con día de descanso y aconsejó que se buscara la versión con los encargados de la Unidad Ambiental.

En la alcaldía dijeron que el responsable de brindar declaraciones era Luis Molina, jefe del departamento de Aseo y Mantenimiento, pero tampoco estaba disponible.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación