Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vecinos señalan falta de espacio en cementerio

Representantes de la alcaldía de San Antonio del Monte negaron los señalamientos de los pobladores. Aseguraron que tienen sitios disponibles

Las personas aseguraron que el camposanto ya no cuenta con espacio y que ya colinda con las casas que hay en los alrededores. Foto EDH / CRISTIAN DÍAZ

Las personas aseguraron que el camposanto ya no cuenta con espacio y que ya colinda con las casas que hay en los alrededores. Foto EDH / CRISTIAN DÍAZ

Las personas aseguraron que el camposanto ya no cuenta con espacio y que ya colinda con las casas que hay en los alrededores. Foto EDH / CRISTIAN DÍAZ

SONSONATE. La falta de espacio en el cementerio municipal de San Antonio del Monte es evidente, señalaron algunos lugareños.

Apenas son centímetros lo que separa una tumba de otra, a esto se suma que no cuenta con calles internas para poder caminar.

Las personas que llegan a sepultar o llevar flores a la tumba de un familiar, deben de hacerlo sorteando las veredas, que parecen un laberinto.

Quienes residen en sus alrededores confirmaron que el cementerio dejó de tener suficiente terreno para sepultar hace unos siete años.

Es tal la falta de espacio que las tumbas ya colindan con algunas pequeñas viviendas de la colonia La Providencia.

"Es bien pequeño y estrecho; se ve que ya no hayan donde meter a la gente. Hacerlo más grande ya no se puede porque está rodeado de casas", dijo Juana Aguirre, residente de la zona.

De hecho, algunos niños que residen en los alrededores ocupan el cementerio como zona de juego.

El ingreso al camposanto se hace fácil para cualquiera, pues no cuenta con vigilancia, iluminación, ni muro perimetral.

Las casas aledañas tienen como fieles vigilantes a decenas de perros. Doña Juana explicó que muchas veces estos excavan las tumbas al punto de sacar restos humanos.

En una ocasión "los chuchos habían ido a dejar adentro del patio un hueso de una persona, parecía que era una costilla", relató la mujer.

La solución fue tirarlo de regreso al cementerio, pero no es la primera vez que esto sucede aseveró.

Doña Juana no es la única persona que tiene la percepción de que ya no hay espacio en el camposanto.

Carmen Paniagua, residente del centro de la ciudad, también coincide en que el espacio es insuficiente para cubrir la demanda.

Sin embargo, el gerente general de la alcaldía, Guillermo Peña, salió al paso de esos señalamientos.

Dijo que tienen cuatro terrenos (tres de ellos juntos) destinados para sepultar y que uno de ellos no ha sido utilizado.

Este, dijo, se encuentra a menos de 10 metros del cementerio y de acuerdo con el encargado , Víctor Zaa, hay cerca de 276 espacios disponibles.

"Si no hubiera, dijera que ya estamos cerrados, pero hay un montón de espacio", confirmó el encargado.

El gerente expresó que en el cementerio hay una parte rústica donde construirán un muro de contención que servirá para compactar el terreno y aprovechar ese espacio que por hoy es una especie de barranca.

No detalló cuánto van a invertir pues aún no cuentan con la carpeta técnica.

El funcionario dijo que la percepción de la gente sobre la falta de espacio, se debe a que desconocen los terrenos que han adquirido para tal fin.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación