Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

SAN SALVADOR

Vecinos quieren rescatar la colonia Flor Blanca

Los vecinos denuncian que en la zona hay prostitución, drogas e indigentes

Colonia Flor Blanca

Los residentes de la otrora esplendorosa colonia Flor Blanca, una de las zona más antiguas de San Salvador, piden a las autoridades acción para erradicar los problemas  | Foto por Jorge Reyes

San Salvador, viernes 15 de enero de 2016.

Muchos años atrás quedó lo esplendorosa que fue la colonia Flor Blanca, en San Salvador. Muchas de sus impresionantes casas cargadas de espectaculares detalles, datan de mediados del siglo XX.


Hoy, residentes de la famosa colonia capitalina piden a gritos ayuda para recuperar su esplendor y sobre todo para evitar que se siga proliferando la prostitución callejera, la drogadicción y el pulular de indigentes.


Al hacer un recorrido por las calles de la referida colonia, se observan a muchos indigentes que pernoctan en el sector.


Algunos incluso se han “tomado la fachada del Estadio Jorge “Mágico” González, en donde mantienen champas hechas con plásticos, cartón y hasta tela vieja. Varios de los que ahí se quedan huelen pega u otras sustancias, según vecinos.


Transeúntes consultados en el sector manifestaron que hay veces los “huelepegas” les piden dinero y al no dárselos, los insultan.


“Pasar por aquí da miedo porque uno no sabe si  estas personas están en sus cinco sentidos o no”, dijo una universitaria que transita por la zona. Igualmente, automovilistas que circulan por el emblemático escenario deportivo, se quejan del mal aspecto que este da.


Algunos de los conductores que se detienen por el intenso tráfico que se forma en la zona, manifiestan sus quejas porque la alcaldía capitalina no retira a los indigentes y evita que regresen, ubicando a miembros del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM). Igual situación se observa en los contornos del Gimnasio Nacional “Adolfo Pineda”. Varios indigentes se ubican en la parte trasera del escenario deportivo, en donde se quedan a dormir entre cartones viejos.


“Esto se ve horrible, como que no hubieran autoridades”, dijo un conductor.


Los vecinos que forman la Asociación Comunal Pro Rescate de la colonia Flor Blanca denunciaron que la convivencia en toda la zona se ha visto perjudicada, ya que los indigentes causan muchos problemas.


Detallaron que por ejemplo dejan sucios los sectores en donde se quedan a dormir o donde permanecen en el día.


Algunos de estas personas que no tienen hogar han hecho sus refugios debajo de los pasos a nivel. La basura que se acumula en esos sitios hace que proliferen las moscas.


Además, los vecinos advierten que los drogadictos que pululan en el sector, ocupan las aceras o espacios solitarios para hacer sus necesidades fisiológicas.


Esto hace que también el ambiente se vea perjudicado ya que los malos olores se esparcen por toda la zona. Al hacer un recorrido a pie por los alrededores del Estadio Jorge “Mágico” González es insoportable la pestilencia.


  Ana María Carballo, presidenta de la Asociación Comunal Pro Rescate de la Colonia Flor Blanca, explicó que muchos de los vecinos han sostenido reuniones para abordar los problemas que enfrentan como comunidad.


Denunció que han enviado cartas a la alcaldía de San Salvador y al Instituto Nacional de los Deportes de El Salvador (INDES) sobre los problemas que generan los indigentes y los drogadictos de la zona.


Sin embargo indicó que nadie se han acercado a resolver el problema.  


Afirmó que platicaron con el director del INDES, Jorge Quezada, quien se comprometió a enviar vigilantes al lugar, pero no se hizo nada.
Carballo indicó que los atletas y público en general que acude a las instalaciones del referido estadio, se quejan de la presencia de los indigentes y drogadictos, ya que les piden dinero. Agregó que estas personas se reúnen en varias zonas de la colonia Flor Blanca en las noches, ya que hay organizaciones sociales que llegan a darles comida y bebidas calientes.


Lo malo, dijo Carballo, que luego se quedan en la zona y hacen de esos lugares su hábitat.


Incluso indicó que enviaron una carta pidiendo a una de esta organizaciones que dejaran de llevar comida a la zona porque los indigentes se quedaban a vivir ahí.  Explicó que a la semana de que ya no les llevaban alimentos, llegaron otros grupos de organizaciones similares a entregar comida y la situación empeoró. “Hacemos un llamado a las autoridades pertinentes para que nos ayuden a retirar a quienes que se han tomado como dormitorios y servicios sanitarios las aceras de la 49a. Avenida Sur, 45a. Avenida Sur, 6a. calle Poniente y 8a. calle Poniente, que corresponden a las aceras del Estadio Jorge Mágico González”, denunció uno de los vecinos.


Agregan que lo mismo sucede en la zona norte del Gimnasio Nacional, en donde personas que permanecen en el sector provocan suciedad, originando criaderos de moscas que penetran en sus viviendas.


Ana Ruth Jaen, otra vecina, denunció que el paso a nivel de la 12a. calle Poniente se ha convertido “letrina pública”. 


Añadió que las aceras de toda la colonia están destruidas por años de estar en abandono por parte de las autoridades y piden que las reparen.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación