Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vecino exige retiro de los portones en Monte Sión

Reclama que no le permiten el libre acceso y la circulación en la residencial

Los portones fueron instalados en 2003 con la autorización de la Dirección General de Tránsito y el aval de los vecinos del complejo de habitacional. Foto EDH

Los portones fueron instalados en 2003 con la autorización de la Dirección General de Tránsito y el aval de los vecinos del complejo de habitacional. Foto EDH

Los portones fueron instalados en 2003 con la autorización de la Dirección General de Tránsito y el aval de los vecinos del complejo de habitacional. Foto EDH

LA LIBERTAD. Tras 11 años de contar con controles de seguridad que incluyen portones de acceso y vigilancia privada, las condiciones en la colonia Monte Sión, de Santa Tecla, podrían cambiar por el desacuerdo de un vecino, por la instalación de las estructuras.

El presidente de la Asociación de Vecinos de la Residencial Monte Sión (Avemosion), Gilberto Chavarría junto a ocho directivos más, que dicen representar a las 500 familias que viven en el complejo habitacional, señalan que el vecino Roberto Fernández, no está de acuerdo con la instalación de los portones y las medidas de control para ingresar.

Chavarría expone que la seguridad, tranquilidad y orden que han logrado los más de mil 500 habitantes de la residencial desde hace más de 14 años, podrían perderse por el inconveniente y considera que el desacuerdo empezó con la construcción del Parque de Los Peques, en 2010, el cual colinda con la propiedad de Fernández.

"El señor Fernández tenía plantas en el lugar, se le pidió que las quitara y se molestó por el pedido", expresa el presidente.

Fernández asegura que lo que le incomoda, son los portones que instalaron y que no le permiten transitar de una manera fluida. Por ello exige que los retiren.

Se le pidió a Fernández una entrevista para que contara los antecedentes del problema, a lo que respondió por teléfono que la brindaría en 15 días, porque "estaba en proceso de meterlos presos. Cuando "ya los tenga penados (a los directivos). Ahorita ya los tengo en el Juzgado, ya falta poco. Mi abogado me dice que algunas veces no conviene hacer mucha bulla hasta que no termina", dijo.

Añadió que los acusará de "desobediencia por delito continuado. Hay una resolución que ellos no han respetado. Tienen tres años y medio de no respetarla".

Chavarría mostró un documento que según él, lo extendió el Viceministerio de Transporte (VMT), el 25 de noviembre de 2010.

Ahí se ordena el retiro del portón y la pluma ubicados sobre calle La Sabana

Sin embargo, la directiva expresa que cuentan con autorización de la Dirección General de Tránsito, del Viceministerio de Transporte, desde septiembre de 2003.

"Sabemos de la petición del VMT de retirar un portón y una pluma. Fue en noviembre de 2010. A lo que un mes después enviamos una apelación, de la cual no hemos recibido respuesta. Todos los vecinos estuvieron de acuerdo con la colocación del portón, todos lo decidimos en asamblea general, solo el señor Fernández es el único que le molesta", cuenta el presidente.

Chavarría agrega que las estructuras brindan seguridad a los habitantes, en conjunto con el sistema de vigilancia que han contratado, el cual se compone de cámaras y los vigilantes contratados: son ocho personas en turnos de día y noche.

Según Chavarría, con eso han obtenido buenos resultados, ya que dentro de la residencial existe un ambiente de paz y tranquilidad, pero que con las "amenazas" de Fernández se está perdiendo.

"Hay un temor de la mayoría de vecinos a expresarse abiertamente por las repercusiones que pueda tomar esta persona (Fernández). Él antes colaboraba y hacía gala de que donde vivía antes, había agarrado a balazos a la vigilancia", cuenta el presidente.

La vigilancia es otro de los temas que le causan incomodidad a Fernández. Así lo detallan las cuarto cartas que envió a Avemosion.

En ellas pide que le entreguen una carta a él y a su familia para que los vigilantes no lo detengan y "lo respeten".

Insiste que no ha querido "armar un incidente que hubiera podido tornarse violento y podría haber terminado en tragedia, como las que se ven en los periódicos", reza el escrito.

Fernández lo confirmó y dijo que "ellos (Avemosion) no quisieron nunca arreglar conmigo. Yo trate, les mandé cuatro cartas, yo traté por todos los medios pacíficos pero ellos son prepotentes y se creen la junta directiva de una gran empresa. Yo he demandado a toda la junta directiva y son culpables todos, ellos por callar y el viejo (Chavarría) por no quitar el portón".

Vecinos en vilo

Varios residentes, que no quisieron ser identificados, se reunieron con periodistas de El Diario de Hoy para exponer la preocupación que viven por "la simple idea de que quiten los portones", como dijo uno de ellos.

"Los portones nos dan la garantía que aquí no entra cualquier persona", aseguró un señor que ha vivido en la residencial por más de cinco años.

Otro vecino que lleva casi diez años en Monte Sión explica que en el parque de las Tres Gracias, que está dentro del lugar, se reúnen grupos de catequesis y de scouts. "De quitar los portones ya no se tendría la confianza de mandar a sus hijos pequeños al parque", manifestó.

Una madre de familia afirmó que en la residencial ha encontrado la "paz y seguridad" por las estructuras.

Los habitantes coinciden en que en el bien común, el bien de todos debe ser primero antes que el individual.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación