Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Usuarios de sanatorio santaneco se quejan por tiempo de espera

b Las personas aseguran que deben perder casi todo el día cuando asisten a la Unidad de Salud pese a que acuden con citas programadas

La Unidad de Salud Casa del Niño es uno de los dispensarios que más afluencias de personas tienen debido a su ubicación pues está en el centro de la ciudad. Foto EDH / Cristian Díaz

La Unidad de Salud Casa del Niño es uno de los dispensarios que más afluencias de personas tienen debido a su ubicación pues está en el centro de...

La Unidad de Salud Casa del Niño es uno de los dispensarios que más afluencias de personas tienen debido a su ubicación pues está en el centro de la ciudad. Foto EDH / Cristian Díaz

SANTA ANA. Los pacientes de la Unidad de Salud Casa del Niño, en el centro de la ciudad, no se quejan por la carestía de medicamentos en el dispensario; pero sí por las largas horas que deben de esperar para ser atendidos en sus controles periódicos o emergencias.

Los usuarios saben que cuando van al centro asistencial tienen que armarse de mucha paciencia porque lo más seguro es que deben perder casi todo el día para lograr ser atendidos a pesar de que, en algunos casos, tienen su cita programada.

Ante tal situación, solicitan a las autoridades del Ministerio de Salud (Minsal) que agilice la atención en todos sus establecimientos porque dicha práctica no es exclusiva en esta unidad de salud, coincidieron los pacientes.

"Cuando uno viene piensa que lo atenderán rápido porque es control; pero la verdad que mucho tiempo pasa esperando uno parado. Yo vengo a las 6:45 de la mañana y estoy saliendo como a las 4:00 de la tarde", dijo Katherine Herrera, mientras cargaba a su bebé de dos meses.

A pesar de que ella aseguró haber llegado muy temprano; a las 8:00 de la mañana aún esperaba que la anotaran.

"Es demasiado tiempo", lamentó la joven madre, quien reside en la Urbanización Santa Ana Norte.

Los periodos largos de espera no son la única queja de los usuarios quienes también se quejan del escaso tiempo dedicado a la atención.

"Pienso que está muy tardado porque con los niños cuesta; no le ponen la atención debida a uno", dijo Rosa Molina, quien se encontraba de pie esperando, con paciencia, ser anotada.

El director del dispensario, doctor Willard Aquino, reconoció que el recurso con el que cuentan no es suficiente para atender a todos los usuarios que suman un promedio de 180 consultas diarias.

Aseguró que por esa misma situación evalúan el estado de la persona para priorizar la atención.

El galeno dijo que cambiarán el mecanismo de anotación para que el paciente sea atendido con mayor prontitud; aunque reconoció que aún no ha sido definido.

"Se trata de hacer lo que se puede; pero, los pacientes tienen que comprender que tenemos saturación y no hay capacidad de respuesta para atenderlos en el momento", indicó el director.

Aquino se sintió extrañado con el malestar de los pacientes; pues, en una encuesta que medía la satisfacción del usuario, el 80 por ciento detalló sentirse complacido.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación