Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Es urgente la evacuación de las familias en volcán

El estudio realizado por experto japonés sugiere que familias que viven en vulnerabilidad deben ser evacuadas de inmediato

Experto japonés realizó una minuciosa inspección en el volcán Chaparrastique el pasado septiembre y concluyó que el problema es muy serio. Foto edh / Lucinda Quintanilla

Experto japonés realizó una minuciosa inspección en el volcán Chaparrastique el pasado septiembre y concluyó que el problema es muy serio. Foto edh / Lucinda Quintanilla

Experto japonés realizó una minuciosa inspección en el volcán Chaparrastique el pasado septiembre y concluyó que el problema es muy serio. Foto edh / Lucinda Quintanilla

SAN MIGUEL. Después de un exhaustivo estudio realizado por el doctor Hiroshi Fukuoka, experto en el tema de deslizamientos, que fue traído por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), para que conociera sobre lo que ocurre en el volcán Chaparrastique, se determinó que es necesario evacuar a la brevedad posible a unas 235 familias residentes en las comunidades El Carreto, La Cruz, Hércules y Piedrita, de los municipios de San Miguel y Chinameca.

Eso como parte de las recomendaciones dadas por el experto japonés que visitó la zona hace algunas semanas.

Evaristo Romero, gobernador en funciones de San Miguel explicó que "el experto fue claro en que el problema del volcán es grave, por la cantidad de material pétreo que está suelto y que de un momento a otro podría desprenderse", dijo.

Agregó que "dentro de las recomendaciones dadas por el experto japonés está mover a 235 familias de las comunidades ubicadas en total vulnerabilidad, por los deslizamientos en el volcán Chaparrastique", dijo el funcionario.

Por ello la comisión de Protección Civil departamental trabaja para conseguir un terreno a donde mover a esas 235 familias que requieren de ser evacuadas.

"Estamos buscando una alternativa completa, desde el punto de vista social, ambiental e infraestructura para poder dar soluciones a esas familias", indicó el Gobernador en funciones.

Según el detalle de las autoridades, en la comunidad La Piedrita hay 11 viviendas en alto riesgo, en la colonia Hércules están 63 casas, mientras que en la comunidad El Carreto son 71 y en la comunidad La Cruz 190 casas, aunque estas últimas son las de menor riesgo si se comparan con el resto de comunidades.

Según Romero, el equipo que está estudiando el tema ha acordado llegar a las comunidades y ver cuáles son las familias que tienen probabilidades de irse a vivir a otros lados, o aquellas familias que viven en terrenos del Estado y que fácilmente pueden ser llevadas a otras zonas a vivir.

"El caso más urgente de atender son las familias de la colonia Hércules, aunque esta gente tiene sus lotes y eso hace más complicado que quieran dejar sus tierras, pero generaremos conciencia en estas personas", dijo Romero.

Agregó que en las reuniones que han sostenido donde también han incluido al Instituto de Transformación Agraria (ISTA), ya han visto cuales son los terrenos del estado disponibles en zonas seguras del departamento para albergar a estas familias, y hasta ahora únicamente hablan de unos 50 lotes de terreno de 400 metros cuadrados en la colonia Palestina, pero de la jurisdicción del municipio de Lolotique.

"Contamos con 50 lotes de terreno para albergar a la misma cantidad de familias, los encargados del ISTA nos decían que podían conseguir otros 50 lotes más, pero los seguros son 50", dijo el funcionario.

La idea al otorgar estos terrenos a las familias que viven en alto riesgo por los deslaves del volcán, es que también el Vice Ministerio de Vivienda pueda facilitarles la construcción de sus casas, pero aseguran que para ello necesitan contar con servicios básicos, como luz eléctrica, letrinas y agua potable.

Para cumplir con estos requerimientos en los 50 lotes, las autoridades de Protección Civil ya han acordado reunirse con el alcalde de Lolotique para ver que factibilidad existe en que sea la comuna la que facilite el acercamiento de los servicios en esta zona.

Aseguran que para otorgar esos terrenos a las familias harán un estudio a fin de determinar que los que sean evacuados realmente no tengan otra opción donde irse.

"Muchas de las personas que viven en el volcán tienen viviendas en otros lados y verificaremos eso para hacer un proceso justo", indicó el funcionario, que lamentó no contar con todos los terrenos para poder ubicar al menos a las familias de la comunidad Hércules.

Los residentes de las comunidades vulnerables están a la expectativa de lo que las autoridades decidan y muchos ya han optado por acceder a ser evacuados.

Nohemy Marenco, que reside en la comunidad Hércules, aseguró que "si nos dicen que nos llevarán a otro lado nos iremos, porque uno no puede arriesgar su vida por no salirse de aquí", indicó.

Sostuvo que "no vale la pena perder la vida por no dejar la casa, al menos mi familia y yo estaríamos dispuestos a ser evacuados si así nos lo indican".

De la misma idea es Katerine Hernández, que explicó que "vivimos con temor cada vez que llueve, porque no sabemos qué cantidad de lodo puede bajar o si llegará a nuestras viviendas. No vivimos en paz", sostuvo la vecina.

A pesar de ello tienen grandes expectativas en que el invierno pueda terminar pronto sin que ocurran desgracias y confiando que el próximo invierno no les afectará.

Más recomendaciones

Otras de las recomendaciones dadas por el experto japonés en el tema de los deslizamientos en el volcán, es la utilización de un sistema más efectivo para monitorear el problema y que permita verificar la topografía del coloso a través de la cobertura vegetal, según Romero similar a los rayos láser, llamado "LIDAR", mismo que aseguran es muy costoso y no puede adquirirse.

"Nos sugiere la utilización de un sistema para monitorear el problema del volcán, aunque nos dijo que el sistema que usamos para monitorear es bastante efectivo", indicó Romero.

Sumado a ello Protección Civil dotó recientemente de 15 pluviómetros distribuidos en las comunidades para que puedan medir la cantidad de agua que llueve con cada tormenta registrada en la zona, además les capacitaron para que verifique los aparatos a diario a las 7:00 de la mañana y luego a las 7:00 de la noche y estén listos para evacuar si la medición de los mismos indica que la cantidad de agua sobrepasa los 50 milímetros de agua.

Según Romero algo que les preocupa es que además de la cárcava de 20 metros que ya tenía el volcán, se ha formado un corte transversal en la parte izquierda del coloso, que está compuesto por unos 25 mil metros cúbicos de tierra que podría desprenderse con una tormenta considerable.

Sergio Moto, encargado del Ministerio de Obras Públicas (MOP) en oriente, sostuvo que "nuestros equipos siempre se desplazan a la zona para limpiar los reservorios y los muros, para evitar el azolvamiento".

Agregó que están en un constante monitoreo para garantizar que tanto los 10 reservorios y dos muros en San Miguel y Chinameca estén limpios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación