Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Urge reparar techo de escuela

Alumnos se mojan cada vez que llueve

ctv-tqy-file-87c54fe2-19bf-8bd4-3b60-72a1a1344b79

LA UNIÓN. Alumnos, docentes y padres de familia del centro escolar de Candelaria de La Rompisión, del cantón Piedras Blancas, de Pasaquina, urgen al Ministerio de Educación (MINED), que les apoye en la ejecución de un proyecto de cambio de techo de las aulas, gestión que iniciaron hace tres años y que no ha tenido eco en las autoridades.

Para los 108 estudiantes inscritos en la escuela, es incómodo recibir clases mientras llueve, pues el techo está lleno de hoyos, que van desde muy finos hasta grandes agujeros, que permiten la filtración de agua y como consecuencia que los educandos se mojen.

La solución que encuentran, con cada tormenta, es cambiar constantemente de lugar sus pupitres para evitar mojarse, según lo explican los docentes y los mismos estudiantes.

Cándida Turcios, directora de la escuela,  dijo que la principal necesidad es colocar un nuevo techo, porque el actual se ha dañado con fuertes vientos, sismos y lluvias que se han dado en la zona. 

Agregó que “vino gente de Infraestructura del Ministerio de Educación de San Salvador, hicieron mediciones y  se llevaron el informe, pero aún no sabemos si nos beneficiaran con algún proyecto”.

Sin respuesta
Explicó que hace tres años que la dirección de la escuela solicitó al Ministerio de Educación,  el cambio del techo. 

 La respuesta llegó a inicios de este año, que fue cuando los técnicos de la referida área llegaron a realizar la inspección.

Turcios dijo que pese a la filtración de agua con cada tormenta,  las clases no se suspenden y que son cinco aulas las que requieren de mejoras, es decir, el total de salones de clase del centro escolar. 

Agregó que también el área de los baños requiere de atención urgente. 

Explicó que los fondos que reciben anualmente de parte del MINED para el funcionamiento de la escuela, no les alcanzan para cubrir dichas necesidades.

  Incluso, comentó que recientemente invirtieron un aproximado de mil dólares en cambiar todo el sistema de energía eléctrica porque el anterior era subterráneo y en el invierno se humedecía.

“Esperamos que nos echen la mano con esta gran necesidad porque la lámina esta podrida y se puede terminar de dañar con los fuertes vientos que se acercan”, agregó la docente.

Dijo que otra de las necesidades que enfrentan es construir una cancha para jugar baloncesto, porque la  que tienen es provisional y el piso es de tierra.

Eso genera  que  durante el invierno o cuando el río Goascorán se desborda y llega hasta la calle, el espacio deportivo se anega y tarda semanas en secar para poder ser utilizado por los estudiantes.

Los educadores solicitaron al MINED que les brinde una respuesta a corto plazo, de forma que en 2016, los estudiantes no tengan que sufrir las inclemencias del tiempo para recibir clases.

A ello suman que el programa de Educación tiene como materia la Educación Física, por lo que les recuerdan que para hacerlo efectivo, también requieren de un espacio en el que los estudiantes puedan practicar deportes.

En la zona sur
El problema de Candelaria de La Rompisión no es aislado, pues en la zona sur del departamento de La Unión, tal y como El Diario de Hoy lo publicó esta semana, el Complejo Educativo de Intipucá tiene varias necesidades en infraestructura por resolver.

 Entre las más importantes está  la construcción de un tanque de almacenamiento de agua potable para mantenerse abastecidos del recurso en la época seca.

Se suma  techar el área de la cancha para que los alumnos la puedan utilizar como salón de reuniones o eventos, además de la adecuación del aula de ciencias y comprar algunos instrumentos de laboratorio.

Para cubrir todas esas demandas necesitan un aproximado de 30 mil dólares.

Se buscó la versión de Carlos Reyes, director departamental de Educación, sin embargo, en la sede de La Unión aseguraron que no se encontraba disponible.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación