Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Unión tiene el primer centro de formación para los marinos

El curso se dará durante un mes para cada aspirante que quiera trabajar como marino

Los instructores encargados de preparar a los nuevos marinos participaron como primer grupo de adiestrados en la nueva sede. fotos edh / insy mendoza

Los instructores encargados de preparar a los nuevos marinos participaron como primer grupo de adiestrados en la nueva sede. fotos edh / insy mendoza

Los instructores encargados de preparar a los nuevos marinos participaron como primer grupo de adiestrados en la nueva sede. fotos edh / insy mendoza

LA UNIÓN. Desde el primer trimestre del próximo año empieza a funcionar el Centro de Formación para Marinos Mercantes en la base Naval de La Unión, según anunciaron ayer las autoridades.

Este es un proyecto realizado de forma interinstitucional entre los ministerios de la Defensa, Obras Públicas (MOP) y la Autoridad Marítima Portuaria (AMP), con el que buscan preparar a sus propios marinos en El Salvador.

Serán 24 instructores los encargados de adiestrar a los nuevos marinos, mismos que fueron preparados en el centro antes de que este fuese abierto al público.

El financiamiento para el referido centro fue otorgado por la Comisión Centroamericana de Transporte Marítimo (Cocatram) y la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), cuyo costo ronda los 500 mil dólares.

Para enero del 2014 lanzarán la primera convocatoria para hombres y mujeres mayores de 18 años que quieran formarse como marinos.

Los requisitos a cumplir serán ser mayor de edad, tener un nivel educativo de sexto grado y principalmente que habiten en la zona costera.

El cupo será limitado a 40 personas; el costo que los aspirantes deberán cancelar será de 600 dólares y la duración de la formación será de un mes.

Al finalizar, los graduados estarán listos para trabajar como marinos en cualquier país del mundo.

Las autoridades indicaron que en abril del 2012, El Salvador suscribió convenios con la Organización Marítima Internacional (OMI), que es la máxima autoridad que certifica a los marinos mercantes, para que legitime a los marinos que se preparen en el país.

Contaron además con la asistencia técnica de la Comisión Centroamericana de Transporte Marítimo (CCTM), quienes marcan una hoja de ruta que El Salvador tuvo que seguir para establecer dicho centro de formación. La Autoridad Marítima Portuaria los certificará como marinos mercantes.

"Los que salgan de marinos tendrán su certificación internacional para que puedan trabajar en cualquier parte del mundo en los barcos mercantes. Es una gran oportunidad para los jóvenes", dijo el ministro de obras públicas, Gerson Martínez .

El funcionario mencionó que el centro no tendrá grandes costos para los que estudien porque cuenta con el apoyo del Estado.

"Tiene que ser adoptado totalmente para el Estado y nuestro plan es que sea absorbido por este", explicó el funcionario.

El contraalmirante Juan Antonio Calderón, subjefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada, detalló que es un proyecto que se viene gestionando desde hace varios años por parte del gobierno salvadoreño.

El Centro de Instrucción Naval (Cein) se constituirá en la sede.

"Se construirán las áreas de adiestramientos para las diferentes temáticas. Ya se iniciaron los procesos de adquisición de insumos para los equipos necesarios e iniciar las capacitaciones en el primer trimestre del próximo año", dijo Calderón.

El capitán de navío René Hernández, presidente de la Autoridad Marítima Portuaria, dijo que es un curso intensivo de 80 horas donde aprenderán lo básico para ejercer como marinos. Algunos de los adiestramientos son la supervivencia en el mar, primeros auxilios, seguridad social, el idioma inglés, entre otros.

"Aprenderán área de limpieza, mantenimiento, cómo cambiar una llave de agua. Es lo básico para trabajar a bordo de los barcos mercantes", indicó Hernández.

Pero los jóvenes unionenses indicaron que el costo para ingresar es muy alto y no accesible para aquellos pescadores que quieran aspirar.

Alexander Torres es uno de ellos. El joven aseguró que quiere optar por el curso, pero no tiene cómo pagarlo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación