Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En La Unión hay más de 19 mil personas analfabetas

Censo reveló que en municipios de la zona costera se concentra el total de casos

Los municipios costeros unionenses son los que, según el Mined, tienen problemas de analfabetismo. Fotos edh / Insy Mendoza

Los municipios costeros unionenses son los que, según el Mined, tienen problemas de analfabetismo. Fotos edh / Insy Mendoza

Los municipios costeros unionenses son los que, según el Mined, tienen problemas de analfabetismo. Fotos edh / Insy Mendoza

LA UNIÓN. La educación es un tema pendiente en los municipios de la zona costera de La Unión.

En Pasaquina, Meanguera del Golfo, Conchagua, Intipucá, San Alejo y La Unión hay más de 19 mil personas que no saben leer ni escribir, según cifras oficiales del Ministerio de Educación (Mined).

Carlos Reyes, director departamental de Educación de La Unión, aclaró que la cifra de analfabetismo la sacaron de un censo realizado en 2007, es decir, hace más de seis años.

Ese mismo estudio arrojó que para ese año, de 86 mil 740 habitantes que residían en la zona costera del departamento, había 22 mil que no sabían leer ni escribir.

Lo grave es que han transcurrido seis años de aquel sondeo y, según el mismo Ministerio de Educación, sólo han logrado alfabetizar a dos mil 108 personas.

Esos dos mil beneficiados con los programas de alfabetización se cuentan desde 2010 a la fecha, según la cartera de Estado.

La información sobre los altos índices de analfabetismo es manejada a diferentes niveles en el Gobierno.

Álex Segovia, Secretario Técnico de la Presidencia, confirmó a finales de 2013 que están apostando a los programas de alfabetización en la zona, con la idea de reducir el número de personas que no sabe leer ni escribir.

Pese a la severidad del problema, Segovia no entró en más detalles sobre lo que representa para el país la enorme cantidad de personas analfabetas.

Reyes agregó que en La Unión, "según datos oficiales, el departamento ocupa el segundo lugar de la tasa de analfabetismo, solo lo supera Morazán".

El director departamental agregó que hacen esfuerzos por reducir la brecha.

El programa de alfabetización lo iniciaron con 10 promotores, pero la Secretaría Técnica de la Presidencia les apoyó en 2013 con 27 promotores más.

Reyes enfatizó que el éxito de la alfabetización es gracias al esfuerzo de los líderes de las asociaciones de desarrollo comunal, las iglesias evangélicas y católicas, así como los gobiernos locales.

En desventaja

Ignacio Ventura es un agricultor que vive en La Unión, tiene 68 años de edad y no sabe leer ni escribir.

"Nunca me enviaron a la escuela, mis padres decían que de letras nadie comería, pero es una gran necesidad que la gente, que aún está joven, aprenda al menos a escribir o firmar. En mi caso, yo solo puedo poner las huellas digitales en todo trámite", aseguró con tristeza.

El hombre, basado en su experiencia, indicó que esa situación le mermó la oportunidad de ser un profesional o acceder a un mejor trabajo.

Otros ciudadanos consultados por EDH aseguran que saber leer y escribir es la llave a una mayor oportunidad laboral y de desarrollo social y económico de las personas.

Por su parte, el diputado del partido ARENA por el departamento de La Unión, Jorge Escobar, manifestó que les preocupa el índice de analfabetismo.

"Más preocupa las declaraciones de los diputados del FMLN y el Ministro de Educación, cuando dicen que ellos han bajado el índice de analfabetismo, si no me equivoco dijeron que en un dos por ciento a nivel nacional", dijo.

El alcalde de la isla Meanguera del Golfo, Luis Dheming, expresó que la comuna está por implementar un programa de alfabetización y que "esperamos hacerlo con los libros que el ministerio ha prometido entregarnos".

Maestros abordados por EDH aseguraron que no es posible que el Gobierno le apueste a tener bien a los mareros en los penales y no a un programa serio de alfabetización en las zonas que se requiere. Marina N., maestra de una escuela de la zona rural del municipio de San Alejo, aseguró que hace falta más compromiso del Gobierno para reducir los indices de analfabetismo.

"Acá los maestros hacemos lo que podemos, porque el Gobierno nos deja solos. Gastan dineral en la campaña de los paquetes escolares pero, en realidad, hace falta un apoyo serio a la educación", concluyó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación