Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Unidad renal recibe a un paciente cada semana

La unidad renal fue habilitada en el hospital de Usulután dos meses después de su inauguración

Pacientes indicaron que la unidad está casi siempre vacía, porque muchos no saben que ya está funcionando.

Pacientes indicaron que la unidad está casi siempre vacía, porque muchos no saben que ya está funcionando.

Pacientes indicaron que la unidad está casi siempre vacía, porque muchos no saben que ya está funcionando.

USULUTÁN. A pesar de que la unidad renal del hospital San Pedro fue inaugurada el pasado 28 de enero, la habilitaron hasta el 8 de abril y desde entonces recibe a un paciente cada semana, aunque la meta era atender a 60 enfermos en ese periodo, según indicaron las autoridades en el acto de inauguración.

La habilitación, que se produjo dos meses después de la inauguración, la hicieron a medias, pues, según las mismas autoridades del nosocomio, no pueden hacer uso de toda la capacidad del área porque aun los equipos no funcionan a la perfección.

La doctora Martha Magarín , jefe de la unidad, indicó que "estamos en algunos ajustes de la planta de tratamiento de agua, que es la que purifica el líquido que llega a los riñones de los pacientes".

Inicialmente las autoridades tenían como expectativa recibir a diario 12 pacientes renales y más de 200 cada mes, pero por ahora apenas tienen la capacidad de recibir cuatro al mes.

Las autoridades justificaron el deficiente servicio al decir que están dando una atención en forma progresiva, es decir, a medida ajustan el equipo, ultiman detalles de funcionamiento.

Agregan que irán sumando más pacientes a la lista de los que pueden atender.

Por ahora las autoridades no saben con certeza cuando estará completamente lista la unidad, pero estiman que los trabajos de lleno podrían iniciar en dos meses.

Magarín detalló que los equipos con los que cuentan son seis máquinas de hemodiálisis y una "backup," que es un equipo que usan cuando un enfermo renal llega en estado grave.

Estas son las máquinas que fueron sacadas del hospital, según pacientes, horas después de la inauguración, el pasado 28 de enero, y que, según confirmó el mismo director del hospital, Alfredo González, a medios locales, necesitaban ser calibradas antes de ponerlas en uso.

Sin embargo, el director del Sistema Básico de Salud Integral (Sibasi) de Usulután confirmó a este medio en ese momento que las máquinas que fueron expuestas para inaugurar la unidad no eran las que estarían en uso.

En ese momento externó que esas máquinas eran usadas, y que esta área tendría su propio equipo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación