Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Unas 300 familias de Polorós consumen agua contaminada

Salud dijo que los estudios que han hecho del agua les indican presencia de bacterias

El agua que les sirven a los residentes de Polorós es apta para el consumo, pues no contiene heces. foto edh / insy mendoza.

El agua que les sirven a los residentes de Polorós es apta para el consumo, pues no contiene heces. foto edh / insy mendoza.

El agua que les sirven a los residentes de Polorós es apta para el consumo, pues no contiene heces. foto edh / insy mendoza.

LA UNIÓN. Un aproximado de 300 familias que residen en la zona urbana del municipio de Polorós están consumiendo agua sin ningún tratamiento de salubridad, según lo confirmó el Ministerio de Salud.

La situación la han denunciado las autoridades del Complejo Escolar y residentes de esa localidad, que temen enfermarse por consumir agua sin un control de salubridad.

El proyecto de distribución de agua potable del municipio es administrado por la alcaldía y el agua proviene de un nacimiento natural, ubicado en la zona rural de Polorós.

Fátima Reyes, directora de la unidad de Salud de Polorós, confirmó que nunca se ha potabilizado el agua y dijo que se han hecho gestiones con la alcaldía para que se logre clorarla, al menos.

"Aunque no está potabilizada, no significa que no está apta para el consumo humano porque se le han hecho varios estudios y ha salido libre de contaminación por heces, lo único que tiene son bacterias, pero poco, con un 1.4 arriba del rango normal permitido", explicó la galena.

Destacó que cada año hacen las pruebas al agua y las muestras son llevadas al laboratorio de la región Oriental de Salud y es ahí donde han detectado la presencia de bacterias en el agua.

"No hemos tenido problemas de salud en la población, aunque es un riesgo porque las bacterias pueden causar enfermedades gastrointestinales, como diarreas y otros", señaló la directora.

Amerto Romero, alcalde de Polorós, dijo, vía telefónica, que el agua se está clorando; sin embargo, el síndico municipal, Mauricio Álvarez, confirmó lo dicho por Salud, al asegurar que el agua no se está clorando.

"En este momento no se está clorando, aunque se usan algunas pastillas que le depositaban al tanque de agua", afirmó el síndico.

Agregó que a principios del año hicieron unas pruebas piloto para clorar el agua y comprobar si funcionaba. Durante 15 días hicieron la aplicación y aseguran que después de eso tomaron la decisión de potabilizar el agua.

José Machado, subdirector del Complejo Educativo de Polorós, dijo que el servicio, además de no ser el más salubre, tiene deficiencias, porque se ha vuelto escaso y explicó que el problema ha empeorado en los últimos meses.

"Se usa solo para la limpieza y los baños, pero los alumnos están yendo al río a lavar los trapeadores porque no siempre cae, para tomar no se usa el agua que la alcaldía nos da, porque no está potabilizada y por eso mejor decidimos, siempre, comprarla ya purificada", aseguró.

Igual sucede en la Unidad de Salud, en donde para beber agua deben comprarla envasada, según lo confirmó la doctora Reyes.

Al igual que el maestro y la galena, pobladores de Polorós aseguran que hay quienes forzosamente deben beber el agua que sirve la comuna, pues no tienen dinero para comprarla, a lo que agregan que en los últimos meses, el servicio es más irregular que de costumbre y pasan días sin el servicio en sus viviendas.

Vecinos, bajo promesa de reserva de identidad, aseguraron que llevan ocho meses con problemas de desabastecimiento y, en el mejor de los casos, les sirven el agua solo por algunas horas.

En la municipalidad dijeron que el problema del servicio irregular es una consecuencia de la sequía que afectó a todo el departamento y provocó que el nivel de agua en el nacimiento de donde extraen el líquido, para servirlo a los hogares, se haya reducido. Esperan que después de las tormentas el nacimiento crezca y se mejore el servicio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación