Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Una jornada para pedir por los enfermos

b Católicos acudieron ayer a la Catedral Metropolitana para recibir el sacramento de la unción

Cientos de feligreses acudieron ayer a la Catedral Metropolitana para escuchar el mensaje del Papa Francisco a los enfermos. Fotos edh / RENÉ QUINTANILLA

Cientos de feligreses acudieron ayer a la Catedral Metropolitana para escuchar el mensaje del Papa Francisco a los enfermos. Fotos edh / RENÉ QUINTANILLA

Cientos de feligreses acudieron ayer a la Catedral Metropolitana para escuchar el mensaje del Papa Francisco a los enfermos. Fotos edh / RENÉ QUINTANILLA

Con mucha fe y esperanza en su sanación, cientos de católicos asistieron ayer por la mañana a la celebración de la vigésima segunda Jornada Mundial del Enfermo Misionero en Catedral Metropolitana.

Para conmemorar esta fecha en vísperas del día de la Virgen de Lourdes, patrona de los enfermos, se ofició una misa presidida por el arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas.

El sacerdote hizo eco del mensaje del Papa Francisco en dirigir su mirada a la oración a la santísima Virgen María y pedir sus milagros.

"El Papa nos invita a acudir confiados a María, seguros que nos asistirá, y no nos abandonará, pongamos nuestra confianza en ella para que interceda por nosotros en este momento que posiblemente les toca sufrir dolor, soledad y otras dificultades a causa de la enfermedad", expresó el arzobispo.

Escobar invitó a los feligreses a pedir por todos los enfermos del mundo. Así mismo, mostró su gratitud por todas aquellas personas que se dedican de lleno a la atención de estas personas que adolecen en un hospital, como religiosas, personal de centros de salud, médicos, enfermeras, quienes con tanto esfuerzo realizan cada día una labor humanitaria. Además, hizo un llamado a mostrar la caridad entre todos los hermanos y dedicarles un tiempo.

Sonia Aguilar, quién padece de una artrosis en su columna desde hace varios años, fue una de las que acudió a recibir el sacramento de la unción de los enfermos durante una misa, que fue concelebrada por sacerdotes de la Arquidiócesis.

"Esta es una oportunidad que nos da la iglesia para pedirle su misericordia y que nos sane en cuerpo y espíritu, tengo fe en que Dios hará un milagro en mi", dijo Sonia.

Como ella Rosa María Reyes, quien en su silla de ruedas esperó paciente por recibir el aceite sagrado para darle consuelo y valor para enfrentar dolor.

El sacramento de la unción ayuda a enfrentar las dificultades propias de una enfermedad grave o la vejez, se le conoce también como "el sagrado viático" por que es el recurso que lleva el cristiano para poder sobre llevar con fortaleza la enfermedad.

Esta jornada en el país es organizada por la Unión de Enfermos Misioneros de la Arquidiócesis de San Salvador y a nivel mundial se viene celebrando desde 1992.

Fue instaurada por el beato Juan Pablo II para que se celebre cada 11 de febrero, por ser el Día de la Virgen de Lourdes, patrona a la que se le ha encomendado el cuidado y protección de los enfermos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación