Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Una década de logros para el programa ¡Supérate!

En diez años ha logrado transformar la vida de miles de jóvenes, dándoles mejores herramientas de superación

El programa comenzó a celebrar sus diez años desde el pasado junio, durante el evento Ideas in to Innovation, al cual asistieron los socios, aliados y los jóvenes de los centros a nivel nacional. Este día la Fundación celebrará junto a su presidente,

El programa comenzó a celebrar sus diez años desde el pasado junio, durante el evento Ideas in to Innovation, al cual asistieron los socios, aliados y los jóvenes...

El programa comenzó a celebrar sus diez años desde el pasado junio, durante el evento Ideas in to Innovation, al cual asistieron los socios, aliados y los jóvenes de los centros a nivel nacional. Este día la Fundación celebrará junto a su presidente, Ricardo Sagrera; y su director general, Arturo S

Elevar los niveles de la educación de los jóvenes de Centro América es uno de los principales retos que se planteó desde sus inicios el programa ¡Supérate!

Ahora, a una década de su fundación, ha beneficiado a más de 2 mil 200 jóvenes de escasos recursos, lográndoles dar una mano amiga para su aprendizaje y sirviéndoles como un puente para aprender otras habilidades y ser más competitivos en el mercado laboral.

Según Ricardo Sagrera, fundador y presidente del programa, la idea de forjar la iniciativa nació en el año 2000 cuando con su familia crean la Fundación Sagrera Palomo.

"Definimos que teníamos que enfocarnos en la educación porque es probablemente el vehículo más efectivo para que las personas, las comunidades y los países se superen; y de ahí nació el nombre como un llamado a la superación", explicó Sagrera.

En 2004, la iniciativa se consolida con la fundación del Centro Supérate Hilasal, en el valle de San Andrés.

"La idea era hacer una escuela piloto y ahí aprendimos experiencias, buenas, malas, y en 2006 cuando sentimos que teníamos un modelo que era replicable, y fue ahí cuando buscamos amigos (y) los invitamos a replicar nuestro modelo", detalló Sagrera.

Actualmente, el programa tiene siete centros en el país, dos en Panamá, y recientemente inauguró uno en Nicaragua; en total diez centros que les han permitido crecer y expandir este modelo de franquicia social y beneficiar a más estudiantes centroamericanos.

"Algo que nos identifica es que siempre estamos a apostando por la calidad, hacemos un llamado a lo que le llamamos 'subir la barra', como cuando los atletas que van subiendo la barra cuando van brincando", dijo Sagrera.

Por su parte Arturo Sagrera, director general del programa ¡Supérate!, los jóvenes que entran al programa reciben educación de calidad en inglés, computación y valores. Materias que cursan por tres años de forma paralela a sus estudios en centros escolares públicos del país.

De acuerdo con el director general, al seleccionar a los alumnos que entran a ¡Supérate! hacen énfasis en que el joven tenga un rendimiento académico alto; pero sobre todo un alto deseo de seguir adelante.

"Ellos tienen su carga de la escuela pública y las obligaciones que tienen en su hogar; pero se les pide un compromiso, tanto a ellos como a sus padres", explicó Sagrera.

El ejecutivo explicó que enfocaron su curricula en inglés, computación y valores porque son competencias que tienen una demanda real en el mercado laboral.

"Esto les ayuda a estos jóvenes a conseguir y aprovechar oportunidades de educación superior a través de becas, y eventualmente oportunidades de empleo", detalló.

Añadió que el componente de los valores forman parte de ese joven integral que buscan formar, dándole una "brújula moral" en su camino de superación.

"Lo que buscamos (es) que ellos puedan desempeñarse con ciertos niveles de estándares porque es una franquicia social donde hemos estandarizado muchos aspectos, tanto académicos como administrativos del programa", explicó Arturo Sagrera.

Tanto Don Ricardo como su hijo Arturo coinciden en que el lema de este programa "Transformar vidas, vía educación", se ha ido materializando en la vida de cada joven, y desarrollarse en casos de éxito como el de Nehemías López, un joven graduado de ¡Supérate! Adoc que participó en la competencia nacional de Microsoft y ganó el primer lugar, lo cual le permitió estar en una competencia en Estados Unidos donde se midió con jóvenes de todo el mundo y regresó al país con el tercer lugar a nivel mundial.

Otro ejemplo de éxito es Glenda Maribel Alfaro, quien se llevó el segundo lugar el Global Clinton Iniciative.

"Es impresionante lo que nuestros jóvenes pueden alcanzar si alguien les da esa oportunidad de desarrollarse" , añadió Arturo Sagrera.

Añadió que algo que les ha permitido crecer, expandirse y replicar su modelo de franquicia social, ha sido el apoyo de aliados y socios comprometidos que le han apostado a mejora la calidad educativa.

"La idea a futuro es continuar consolidando el programa, siempre subir la barra de calidad y ampliarlo en la medida en que encontremos los socios que cumplan con el perfil de Supérate", puntualizó Ricardo Sagrera.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación