Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tras 12 horas de caos hay cambios en Panamericana

El bulevar Diego de Holguín, la Chiltiupán y la Avenida Jerusalén fueron algunas arterias abarrotadas ayer

Las vías alternas no dieron a basto con la carga vehicular, las arterias lucieron saturadas en horas pico. Fotos EDH / Miguel Villalta y marvin recinos

Las vías alternas no dieron a basto con la carga vehicular, las arterias lucieron saturadas en horas pico. Fotos EDH / Miguel Villalta y marvin recinos

Las vías alternas no dieron a basto con la carga vehicular, las arterias lucieron saturadas en horas pico. Fotos EDH / Miguel Villalta y marvin recinos

Autoridades del Viceministerio de Transporte, continúan con su método de "prueba y error", en vías capitalinas.

El caos se generó desde temprano ayer por el cierre de un tramo de la carretera Panamericana, en el acceso a Santa Tecla desde la capital.

Como ha ocurrido en otras zonas en las que Fovial trabaja, horas después de aplicar las medidas se anunciaron una serie de cambios para tratar de reducir el caos.

Luis Escamilla, director general de transporte, explicó que desde hoy, se permitirá la circulación del transporte público interurbano e interdepartamental en uno de los carriles. Será desde la Basílica de Guadalupe, en el carril que colinda con el colegio Emiliani, hasta Multiplaza.

Luego se desviarán por la calle Walter Thilo Deiniger hasta el redondel de las Naciones Unidas para incorporarse a la calle Chiltiupán.

Las paradas de buses sobre la Avenida El Pedregal, se mantendrán igual que ayer.

Además el transporte público que sea directo o exclusivo, será desviado desde la alameda Manuel Enrique Araujo y bulevar Diego de Holguín hasta llegar a Los Chorros.

El paso de vehículos particulares se derivará de la alameda Manuel Enrique Araujo y Diego de Holguín.

Estas medidas fueron tomadas debido a que el dispositivo que desplegaron por la mañana de ayer el Fovial, el Viceministerio de Transporte y la Policía de Tránsito no dio abasto en las horas pico.

Las vías alternas al tramo en construcción, que va desde la Ceiba de Guadalupe hasta El Trébol y desde El Mesón de Goya (ITCA) hasta Las Delicias, colapsaron por la fuerte carga vehicular.

Para automovilistas que buscaban desplazarse hacia la capital y hacia Santa Tecla, transitar por esta zona representó un dolor de cabeza.

La avenida Chiltiupán, el redondel del Platillo, el Trébol, el bulevar Diego de Holguín y la Avenida Jerusalén, lucieron abarrotados.

"Me he tardado más de una hora en pasar, el tráfico no avanza y no hay manera de esquivarlo, creo que no pensaron en la población que va hacia sus trabajos", dijo Carmen Aguilar, quién viajaba de Santa Tecla a la colonia Escalón.

Otro punto conflictivo fue la conexión entre el redondel Naciones Unidad para conectar con Multiplaza y Avenida Jerusalén, donde un choque dificultó más el paso.

En medio del desorden de vehículos en Ciudad Merliot, muchas personas que viajaban en el transporte público decidieron bajarse de las unidades y a caminar para avanzar un poco más rápido.

"Me ha tocado venirme a pie desde El Platillo hasta aquí a la Ceiba y voy a llegar más tarde a mi trabajo", afirmó Cristian Bolaños.

Además en la 17ª avenida Norte, bajando desde El Boquerón, se registró también un congestionamiento, desde la salida, hasta el semáforo de la plaza Merliot, debido al cierre de calles en la zona.

También el tráfico que circulaba por el redondel Masferrer hacia la Avenida Jerusalén y la calle antigua a Huizúcar era lento.

Muchos ciudadanos se mostraron desorientados acerca de las paradas de buses.

"Yo vengo de Sonsonate y vengo a toparme que nos van a desviar y hasta ahorita no sé como voy a hacer para tomar el bus de regreso", comentó Claudia Castro.

A las dificultades viales se sumó la protesta de vendedores informales, en las cercanías de la Ceiba de Guadalupe, Antiguo Cuscatlán.

Exigieron que se habilite un carril que permita el paso de autobuses por el tramo en reconstrucción para comercializar sus productos.

De acuerdo con el sub director de tránsito César Flores Murillo, 50 agentes de tránsito se desplegaron en la zona para controlar el tráfico.

También fueron colocados separadores de cemento en diversas arterias, que en lugar de aligerar el paso, lo perjudicó, como en el redondel Árbol de la Paz, en San Salvador, colapsando también el bulevar de Los Próceres.

Automovilistas que deseaban incorporarse a la colonia La Cima y venían desde el bulevar Los Próceres debían retornar hasta el redondel de la Torre Citi, lo que provocó un fuerte congestionamiento.

Cuando un periodista de televisión preguntó por este cierre al viceministro de Transporte, Nelson García, no supo responder.

Al ver estos problemas otra de las disposiciones ayer por la tarde fue abrir el paso hacia La Cima, además del derivador sobre El Espino y Avenida la Capilla que conecta con la Colonia La Mascota. Igualmente estará habilitado el paso sobre el Bulevar Merliot y Calle El Jabalí.

Las autoridades informaron que las rutas serán reevaluadas a medida que avance el proyecto.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación