Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Transporte colectivo circula con vidrios polarizados prohibidos

b Buses y microbuses incumplen Reglamento de Tránsito

Los usuarios del transporte colectivo se quejan de que las unidades polarizadas son las preferidas por los ladrones para realizar los atracos, ya que pasan desapercibidos desde afuera de los buses y microbuses. fotos edh / Ericka Chavez

Los usuarios del transporte colectivo se quejan de que las unidades polarizadas son las preferidas por los ladrones para realizar los atracos, ya que pasan desapercibidos desde afuera...

Los usuarios del transporte colectivo se quejan de que las unidades polarizadas son las preferidas por los ladrones para realizar los atracos, ya que pasan desapercibidos desde afuera de los buses y microbuses. fotos edh / Ericka Chavez

¿Se imagina abordar todos los días un autobús o microbús del transporte colectivo con los vidrios totalmente oscuros? Pues muchos usuarios del transporte público en el Gran San Salvador y otros municipios de la ciudad lo hacen sin tener ninguna opción.

Esta práctica se ha vuelto común en los últimos meses sin que las autoridades encargadas de vigilar esta violación al Reglamento de Tránsito se preocupen por ponerle fin.

Algunas unidades parece que están diseñadas para que los pasajeros pasen visualmente desapercibidos desde el exterior.

Muchos buses y microbuses tienen publicidad en todo el vidrio trasero, el cual impide una libre visibilidad hacia adentro de la unidad, además del parabrisas y vidrios laterales totalmente polarizados.

Entre algunas de las unidades que circulan con vidrios polarizados están las pertenecientes a la ruta 1, 2, 3, 4, 6, 9, 26 y 29, entre otras.

Buses, microbuses y busetas incumplen con el Reglamento de Tránsito sin que ninguna autoridad les exija respetarlo.

"Viajar en las unidades de transporte colectivo en la noche da mucho miedo, pueden ir asaltando adentro del bus y nadie se da cuenta afuera, aquí los ladrones siempre hacen su agosto con los pasajeros, quienes además también debemos soportar la música fuerte", dijo Ivonne Elízabeth Arévalo, quien todos los días aborda una buseta que la traslada desde el centro de San Salvador hacia el municipio de Soyapango.

Las quejas de los usuarios son siempre las mismas; la falta de seguridad en las unidades de transporte, lo cual se complica con la instalación del polarizado en los vidrios.

Algunos usuarios aseguran que los ladrones ya tienen controlados los horarios y las rutas de buses y microbuses que circulan con vidrios oscuros, y aprovechan esta situación para subirse a robar.

"A mi ya me robaron dos veces en una buseta de la ruta 29 C1, nos encañonaron a todos y nos quitaron todo lo que llevábamos, sin que nadie en la calle se percatara. Lo curioso es que fue en la misma unidad que está toda polarizada", dijo María Esther Quintanilla.

Debido al escaso control por parte de las autoridades, esta costumbre a aumentado durante los últimos meses, siendo las unidades de transporte público, incluidos los taxis, los que más infringen la ley.

Sin hacer cumplir la ley

Los usuarios del transporte colectivo hacen un llamado a la Subdirección de Tránsito de la Policía Nacional Civil para que intervengan en esta situación y hagan cumplir la ley de tránsito.

El uso de vidrios polarizados con un entintado superior a 35 por ciento de espesor está restringido, según la Ley de Transporte Terrestre y Seguridad Vial.

Esto significa que debe ingresar un 65 por ciento de la luz externa al interior del vehículo. Si se infringe esta disposición, se aplica una multa de $ 11.43.

La graduación de oscuridad del polarizado se mide por la cantidad de rayos ultravioletas que deja pasar la película en el vidrio.

La película del 35 por ciento es considerada la más clara en el mercado, luego está la del 20 por ciento, considerada semioscura, y la del 5 por ciento, que es completamente oscura.

Para algunos transportistas la razón por la que colocan el polarizado es para protegerse de los rayos del sol, ya que los mismo usuarios se lo solicitan, y dicen que los problemas de delincuencia los sufren todas las unidades, sin importar si están entintadas o no.

"Lo que se necesita es más vigilancia de la policía, ya que nunca vigilan los autobuses o microbuses, solo fue el show que montaron con el plan de seguridad", expresó un motorista de la ruta 29, quien prefirió no identificarse.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación