Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Trabajos del Sitramss generan caos en alameda Juan Pablo II

b La carga vehicular se incrementó por la mañana en el primer día de señalización

La alameda Juan Pablo II es una de las arterias con mayor flujo vehicular, sobre todo en horas pico. Foto EDH / ericka Chávez

La alameda Juan Pablo II es una de las arterias con mayor flujo vehicular, sobre todo en horas pico. Foto EDH / ericka Chávez

La alameda Juan Pablo II es una de las arterias con mayor flujo vehicular, sobre todo en horas pico. Foto EDH / ericka Chávez

Ayer se iniciaron los trabajos de señalización en el II tramo de la construcción de Sitramss, a la altura del Parque Infantil.

Por la mañana, los usuarios del transporte colectivo y automovilistas particulares, una vez más se armaron de paciencia para salir del embotellamiento hasta horas del mediodía.

La fila de vehículos llegó hasta el Reloj de Flores, según agentes de Tránsito de la PNC.

El caso se originó por el cierre del carril derecho de la Alameda Juan Pablo II, que de oriente conduce a occidente.

Aquí, los trabajadores de la empresa constructora del Sistema Integrado del Transporte del Área Metropolitana de San Salvador comenzaron con la señalización para la reubicación de los postes del tendido eléctrico.

Arturo López, conductor particular, se manifestó en desacuerdo, ya que se trata de una arteria principal para todos los automovilistas que a diario transitan en la zona.

"La Juan Pablo es una calle estratégica que facilita la circulación, pero con la reducción de un carril el problema vehicular será mayor, y lejos de favorecernos, generará más tráfico", puntualizó.

Numerosos peatones, por su parte dicen verse afectados por el cambio de las paradas y las pasarelas. Tal es el caso de Concepción Linares, quien aborda la Ruta 7 en el Parque Infantil y asegura desconocer donde será ubicada.

Obras sin permiso

René Ayala, director de Desarrollo Municipal de la Alcaldía de San Salvador, dijo que aún no se tienen los permisos para la construcción de este tramo.

"Las únicas noticias que hemos tenido son por parte de la empresa responsable en la construcción y corresponden a tramo I, pero aún estamos a la espera de la solvencia municipal", acotó.

Asimismo, aclaró que la comuna cuenta con una legislación municipal a través de una ordenanza, la cual regula tanto la demolición de cordones y aceras, poda o tala de árboles y las pasarelas.

Esta también involucra a la propiedad privada.

"El Parque Infantil aparece en el Centro Nacional del Registro como propiedad privada y estamos solicitando los permisos de la OPAMSS", manifestó.

En este segundo tramo, el parque Centenario, que es propiedad la Alcaldía de San Salvador y el Parque Infantil, perderá especies de árboles, muchos de los cuales son nativos y en peligro de extinción.

En lo que respecta a este último centro de recreación, se perderán más de 200 árboles.

Con la construcción de este nuevo tramo, el Parque infantil perderá cerca de 2,653.45 metros cuadrados.

Además de la deforestación y el impacto ambiental, será necesario modificar el recorrido del tren y el Monumento a la Madre.

También deberá moverse la malla ciclón en todo el perímetro del parque.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación