Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Terminal de buses ahuachapaneca cumple dos años sin funcionar

La estructura fue construida por empresarios en 2012, pero el VMT no la autoriza

Así estaban las instalaciones en 2012, cuando por pocos días, unidades de transporte la usaron. El VMT advirtió que sancionaría a quien la use.

Así estaban las instalaciones en 2012, cuando por pocos días, unidades de transporte la usaron. El VMT advirtió que sancionaría a quien la use.

Así estaban las instalaciones en 2012, cuando por pocos días, unidades de transporte la usaron. El VMT advirtió que sancionaría a quien la use.

AHUACHAPÁN. Desorden, suciedad y peligro. Eso es lo que viven a diario cientos de personas que hacen uso de la improvisada terminal de autobuses interdepartamental ubicada en la 10a. Calle Poniente y calle hacia el cantón Ashapuco, frente al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

La situación se debe a que el Viceministerio de Transporte (VMT) aún no otorga los permisos de funcionamiento de la nueva terminal de autobuses que fue construida por los miembros de la Asociación de Transportistas Unidos de Autobuses (Atua).

Los trabajos se llevaron a cabo desde agosto 2012, en un predio de dos manzanas de la colonia Santa María II, a la entrada de la ciudad.

La edificación comenzó tres meses después de que la alcaldía, presidida por el edil Rafael Morán Orellana, iniciara un plan de reordenamiento de las ventas que por más de cuatro décadas habían ocupado las calles aledañas al mercado central de la ciudad.

La idea era que las arterias lucieran limpias y libres de ventas y de autobuses.

Estos últimos habían convertido una de las calles frente a la central de abasto en una terminal.

La inversión de un grupo de empresarios de buses superó el millón de dólares.

Construyeron un muro perimetral, una nave para las oficinas administrativas, servicios sanitarios, espacios para las ventas y puntos de abordaje para los pasajeros de las diferentes unidades del transporte colectivo.

Actualmente, su construcción está en un 70 por ciento, según los empresarios.

Sin embargo, necesitan que el lugar comience a funcionar para recaudar el dinero que les permita ejecutar el 30 por ciento restante y ordenar en gran medida el tráfico de automotores en la ciudad.

El desorden

Se estima que en las arterias utilizadas como puntos de abordaje, se estacionan a diario unos 400 buses y más de 200 microbuses.

Debido a esa cifra de unidades que hacen meta en la vía pública, es que se generan serios congestionamientos, sobre todo en las horas pico; con el riesgo de que algún peatón sea atropellado por las unidades y autos particulares que también circulan en la zona.

Con la nueva terminal, habría orden en las calles donde está la estructura que no se usa y las personas podrían abordar en un lugar seguro. Los favorecidos serían entre 4 mil y 5 mil usuarios.

De hecho, durante tres días, el 4, 5 y 6 de noviembre de 2013, al menos siete rutas de autobuses utilizaron la nueva terminal. El entonces delegado regional del VMT, Gilberto Delgado, advirtió a los transportistas que se abstuvieran de utilizar las nuevas instalaciones, o serían sancionados.

Miembros de Atua han enviado varias peticiones a la Dirección General de Transporte Terrestre. Ninguna ha tenido respuesta favorable.

Muchos ahuachapanecos lamentan la falta de voluntad de los funcionarios para autorizar un lugar que reúne mejores condiciones para el transporte público. "Hay peores terminales y esas sí tienen permiso. No sé por qué a esta no se lo dan, que está mucho mejor que otras", consideró Carlos Hernández, motorista de autobús.

Se intentó conocer las razones por las cuales el VMT no ha otorgado los permisos, pero el delegado regional del VMT en occidente, Herbert Herrera, aseguró que desconocía el estado de la solicitud, pues los empresarios ahuachapanecos tramitaron a nivel central su petición.

Se buscó una respuesta en las oficinas centrales del Viceministerio de Transporte, en San Salvador, a través de la oficina de comunicaciones, pero no brindaron ninguna información.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación