Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Temor ante falta de información sobre el estado del volcán

Autoridades indican que sismicidad ha aumentado

Muchos niños del lugar han dejado de asistir a sus clases. Aducen temor. Foto EDH / Carlos Segovia

Muchos niños del lugar han dejado de asistir a sus clases. Aducen temor. Foto EDH / Carlos Segovia

Muchos niños del lugar han dejado de asistir a sus clases. Aducen temor. Foto EDH / Carlos Segovia

SAN MIGUEL. Las familias residentes en las faldas del volcán permanecen en zozobra, no solo por los rumores de una segunda erupción del volcán Chaparrastique, sino por la poca información oficial a la que tienen acceso en sus comunidades, eso a pesar de ser los primeros en la línea de riesgo ante una nueva emergencia.

Lot Sosa, líder comunitario, es uno de los que confirma l poca información que tienen. Reside en el cantón Conacastal de Chinameca y dijo que "la gente está preocupada porque la única información que nos llega sobre el estado del volcán es a través de los medios y lo que hemos escuchado no es muy bueno".

Agregó que "gracias a Dios no hemos notado mayores cambios en la actividad del volcán, pero es necesario que las autoridades tengan mejores canales de información para que la gente pueda tener información de primera mano en las comunidades".

Según el último informe del Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), la situación del volcán siguen fluctuando en su actividad.

El informe indica que desde el 27 de enero han registrado un total de 32 sismos no sentidos en el flanco norte del coloso y que la vibración interna del volcán ha ido desde 219 hasta 318 unidades promedio hora en la estación del volcán de San Miguel en los últimos días.

Jorge Meléndez, director de Protección Civil, indicó que la actividad del volcán se mantiene con una tendencia al incremento, leve pero sostenido, aseguró.

"La tendencia a la alza de actividad es lenta pero sostenida, sin embargo, la población debe mantenerse tranquila, porque cuando notemos un incremento mayor ya sabremos como accionar y a quiénes evacuar primero", aseguró el funcionario.

Indicó que para ello ya han contabilizado a las familias de las zonas más cercanas y trabajan en la construcción de una semáforo ciudadano con estas familias.

"Estamos trabajando en ubicar en color rojo a las familias que residen en mayor riesgo, luego a los ubicados en zonas con menos peligro con el color amarillo y verde respectivamente", dijo Meléndez.

Por ahora han contado unas 1,300 familias, de la zona que estarán ubicadas en el semáforo ciudadano.

Meléndez aclaró que por ahora no hablan de evacuar a nadie, pero si la tendencia es a la alza, alguna familias ubicadas en mayor riesgo podrían ser ubicadas en zonas menos peligrosas.

Cuando se originó la erupción del volcán, los valores de sismicidad interna comenzaron con 500, llegaron a 800 y sobrepasaron esa cifra, por lo que según Meléndez ahora, si se comparan, están en un estado no alarmante.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación