Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Temen tragedia en volcán migueleño por deslaves

b Hace medio siglo no había correntadas en la zona afectada el miércoles

Las lluvias han abierto nuevas rutas donde baja el material volcánico del Chaparrastique, afectando áreas que no estaban contempladas como de alta vulnerabilidad. foto edh / carlos segovia

Las lluvias han abierto nuevas rutas donde baja el material volcánico del Chaparrastique, afectando áreas que no estaban contempladas como de alta vulnerabilidad. foto edh / carlos segovia

Las lluvias han abierto nuevas rutas donde baja el material volcánico del Chaparrastique, afectando áreas que no estaban contempladas como de alta vulnerabilidad. foto edh / carlos segovia

SAN MIGUEL. La angustia se apoderó de Arturo Jaime la noche del miércoles, luego de que una fuerte tormenta que cayó en el volcán Chaparrastique causó una enorme corriente de lodo y piedras que casi destroza su casa.

La vivienda de los Jaime está ubicada en el caserío La Piedrita, sin embargo, toda su familia se ha trasladado al municipio de San Jorge, para evitar el riesgo que implican los deslaves en la zona.

Arturo sostiene que regresó a su casa para cuidar su ganado, luego de que tras dejar la vivienda, le hurtaran todas las aves de corral que tenían.

Sobre la corriente que casi acaba con su vivienda, dijo que "se escuchó un fuerte ruido y cuando salí a ver, venía el montón de arena abriéndose paso entre los árboles y arrastrando lo que encontraba".

Agregó que la corriente subió por lo menos medio metro en su vivienda, pero por tener las puertas cerradas, no ingresó a la misma.

El agua entró y cubrió al menos 80 centímetros de sus paredes internas y mojó sus pertenencias, entre ellas tres sacos de maíz y cuatro de abono.

El afectado dijo que lo que más le preocupa es que siga lloviendo como ocurrió el miércoles y se desprenda más material que llegue a cubrirle la casa. "Fui arriba y vi que hay por lo menos siete metros de arena suelta que en otra tormenta baja y puede soterrar mi casa", lamentó Jaime.

Lo más preocupante es que ese cauce que afectó a la familia Jaime tenía 50 años de no ver paso de correntadas.

El hombre dice que las recientes tormentas no sólo habilitaron el cauce, sino que abrieron dos más a orillas de la vieja ruta.

Margarita Ruiz fue otra afectada, la mujer, que vive junto a toda su familia, dijo que "se escuchó un ruido muy fuerte, eran las piedras que bajaban con mucha velocidad. Nos dio mucho miedo".

En total fueron cuatro las casas afectadas, según indicó Ricardo Canales, gobernador migueleño y presidente de la Comisión Departamental de Protección Civil.

Además de las viviendas afectadas, la calle de acceso a la comunidad quedó dañada y su paso fue cortado por las corrientes que hicieron cárcavas en varios puntos de la vía.

"No hay acceso con vehículos a La Piedrita, la calle está tapada por el material que bajó del volcán", dijo Canales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación