Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Temen pérdidas en los negocios por alto oleaje

Protección Civil decretó alerta naranja y se espera que oleaje sea alto y rápido a partir de este día en la costa salvadoreña.

En La Unión, una de las playas que más alto oleaje presentó la semana anterior fue Chiquirín. foto edh / archivo

En La Unión, una de las playas que más alto oleaje presentó la semana anterior fue Chiquirín. foto edh / archivo

En La Unión, una de las playas que más alto oleaje presentó la semana anterior fue Chiquirín. foto edh / archivo

LA UNIÓN. Los representantes de las instituciones que forman parte de Protección Civil Departamental se reunieron ante la alerta de otro posible oleaje fuerte en las costas salvadoreñas.

En las costas del departamento de La Unión, el oleaje registrado la semana anterior dañó una pequeña vivienda en caserío Chiquirín, del cantón Agua Escondida.

Además obligó al cierre de los restaurantes y otros negocios en la zona de Conchagua, así como afectó a los pescadores artesanales que dejaron de salir a trabajar.

Ante el anuncio, los restauranteros de la costa de Conchagua temen pérdidas similares a las de la semana anterior, a causa del cierre de los negocios por más de tres días.

Aseguran que perdieron aproximadamente 10 mil dólares por el cierre de sus negocios entre el domingo 3 y martes 5 de mayo, a consecuencia del alto oleaje.

Las pérdidas fueron por ventas y almacenamiento de producto que ya debería haber sido comercializado

Los más afectados fueron los locales ubicados sobre las rocas y a orillas de la playa, cuyos propietarios temen correr la misma suerte en la presente semana.

La situación afectó a empleados de los negocios y proveedores de los mismos.

Óscar Lazo, presidente del Comité Turístico de Las Tunas, dijo que daños en infraestructuras no hubo, pero afectó a los dueños de los restaurantes, quienes esperan el oleaje no sea tan alto.

Sobre la alerta a partir de hoy, el vicegobernador, Daniel Reyes, dijo que según el comunicado emitido por el Ministerio del Medio Ambiente, en el departamento son tres los municipios que están en alerta naranja y son Intipucá, Conchagua y La Unión.

"Hemos destinados los lugares que serán utilizados como albergues en estos municipios al presentarse una emergencia. En La Unión las escuelas de Playitas y Chiquirín, en Conchagua escuelas de El Jaguey, hacienda San Ramón y cantón Llano de Los Patos, mientras que en Intipucá, la escuela de playa el Icacal y casa de la Cultura en el esterón", aseguró el funcionario.

Agregó que en el caso de los albergues, como son emergencias, lo que se aporta en un primer momento al habilitarlos es alimentación, agua y otros insumos que se necesiten.

Hablan que, al menos, ya tienen algunos recursos como palas, moto sierras, los camiones para trasladar a las personas y los medios para estar comunicados.

Sin embargo, esperan que oleaje no deje daños como el anterior.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación