Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Teberinto es opción para mejorar la nutrición

Además de la gran capacidad de desarrollo y sus propiedades alimenticias, brinda grandes beneficios a otras especies cultivadas, al mejorar las condiciones del suelo

Se consume como harina, en ensaladas y de otras formas sin perder sus propiedades nutricionales. Foto EDH / Cortesía

Se consume como harina, en ensaladas y de otras formas sin perder sus propiedades nutricionales. Foto EDH / Cortesía

Se consume como harina, en ensaladas y de otras formas sin perder sus propiedades nutricionales. Foto EDH / Cortesía

Cultivar teberinto es una manera de contribuir a reducir dos de los grandes problemas de la humanidad, la desnutrición y el daño ambiental.

El teberinto (Moringa oleífera) es un árbol bondadoso totalmente adaptado a nuestra región tropical y un prototipo para desarrollarse en terrenos áridos o regiones de alta sequía.

Es un regalo de Dios para solventar los problemas de la seguridad alimentaria y la desnutrición, por su alto contenido de vitaminas A, B y C. Además es una buena fuente de minerales de origen vegetal, es rico en Calcio. Hierro, Iodo, proteínas, además de bajo en grasas y carbohidratos.

Por sus múltiples bondades nutricionales, medicinales, antibióticas, ser base para perfumerías, como fertilizante y filtro purificador; es conocido también con los nombres de "árbol hortaliza", "el árbol de la vida", o marango. Estos nombres según la región o forma de utilizarlo.

Resumiendo algunas bondades del teberinto que se han descubierto y estudiado por diferentes instituciones tales como el centro Asiático de Investigación y Desarrollo Vegetal (AVRDC), la Universidad de Baroda en la India, ECHO, Church World Service de Senegal, en Alemania, Estados Unidos; podemos decir, que el teberinto, originario de La India, nos ayuda en diferentes rubros:

Si se consumen las hojas, polvo de hojas y vainas en la etapa de desarrollo, previene el asma y la diabetes.

Es una fuente de vitaminas A, B y C; controla el azúcar en los diabéticos

Sus raíces tiernas sustituyen en sabor y nutrición al rábano.

Controla y previene el bocio

La biomasa es un fertilizante acelerador del crecimiento de otras plantas y la cosecha en frutales.

En agricultura

Las semillas de teberinto purifican el agua contaminada.

Se usa como forraje de aves y ganado, por su alto contenido en proteínas.

Además absorbe agroquímicos de los cultivares agrícolas, como algodonales sembrándolos en los cercos.

El teberinto tiene gran capacidad de rebrote, es rico en aminoácidos, metionina y cistina.

- El polvo de las hojas y frutos es antioxidante, evitando arrugas y la tensión nerviosa

Cura la anemia, aumenta la producción de leche materna, es productor de aceite de buena calidad y las vainas hervidas son excelente desparasitante.

El teberinto es un árbol promisorio como proyecto de nación, alrededor del cual debemos enfocar los esfuerzos, investigación, procesamiento y cultivares; que sería la ganancia de la actual crisis.

Puede ser materia prima para la generación de la medicina genérica y a la vez guardián de las cuencas, evitando la erosión y purificando el agua.

Hay otras especies que brindan grandes beneficios tanto en los aspectos de nutrición como en la protección del suelo y mantos acuíferos.

En todo caso, uno de los aspectos importantes, es cultivarlo al iniciar la estación lluviosa para que cuente con la humedad suficiente para alcanzar un buen desarrollo que le permita soportar la siguiente estación seca.

Definir las distancias de siembra, abrir los hoyos para que la luz solar contribuya a la eliminación de organismos patógenos, son pasos indispensables para lograr éxito en el cultivo de esta y cualquier otra especie.

El vivero San Andrés ofrece asesoría técnica gratis para toda persona interesada en impulsar proyectos de siembra de árboles. Para conocer las especies más adecuadas a las condiciones de terreno, puede llamar al 230- 0871 ó 2305- 2306.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación