Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Talcigüines: personajes malos que son buenos

Debido a que actualmente la cifra de "talcigüines" ha aumentado considerablemente (50 personas), la directiva de esta tradición aún no tiene claro cuándo realizará nuevos nombramientos

La participación de los "talcigüines" el Lunes Santo no se limita al drama que interpretan, sino también incluye un par de golpes con un látigo a las personas que asisten. Es toda una tradición que lleguen personas de todo el país y del extranjero a

La participación de los "talcigüines" el Lunes Santo no se limita al drama que interpretan, sino también incluye un par de golpes con un látigo a las personas...

La participación de los \"talcigüines\" el Lunes Santo no se limita al drama que interpretan, sino también incluye un par de golpes con un látigo a las personas que asisten. Es toda una tradición que lleguen personas de todo el país y del extranjero a ver este bonito evento. Foto EDH / Archivo

En el interior del Centro de convenciones de Texistepeque, por las noches se escuchan látigos sonar con fuerza y muchas voces, que en ocasiones se alzan con fuerza.

Los vecinos no se extrañan. Es más, es una señal de que la Semana Santa se acerca; pues, en ese lugar se reúnen los 50 hombres que se desempeñan como "talcigüines", el Lunes Santo; así como los "judíos" que participan en los dramas del Jueves y Viernes Santo.

Los primeros son orientados sobre lo que deben hacer durante la obra teatral que es una mezcla de danza, teatro y procesión donde se representan las tentaciones que padeció Jesús en el desierto.

Sin embargo, estar ahí no es fortuito. Todos han pasado un proceso para convertirse en este personaje, que simboliza al demonio.

Magdalena Murillo, quien durante más de 25 años ha sido colaboradora en esta tradición, explica que quien quiere ser "talcigüín" debe primero convertirse en "judío".

Estos últimos personas participan el Jueves y Viernes Santo en los actos.

Los judíos

Jeaneth Sandoval, otra colaboradora de la tradición, asegura que el Jueves Santo, los judíos salen a las 7:00 de la noche por todo el casco urbano del municipio, buscando a Jesús para apresarlo.

Mientras que el Viernes Santo, por la mañana, participan en el drama de los tribunales, donde juzgan al Hijo de Dios; y también al momento de su crucifixión.

Dany Alexander Alarcón, afirma que de sus 20 años de edad, 14 años los ha dedicado a ser un "judío".

Sin embargo, dice que sueña con el día en que le digan que puede convertirse en "talcigüín".

"Primero Dios, este año nos ganamos el puesto. Desde pequeño siempre me llamó la atención al ver a otros niños participar", dice el joven.

Sin embargo, debido a que actualmente la cifra de "talcigüines" ha aumentado considerablemente (50 personas), la directiva de esta tradición aún no tiene claro cuándo realizará nuevos nombramientos.

Por su parte, los texianos que tienen varias décadas de participar en esta tradición propia de este municipio, coinciden en que es un orgullo poder representar a uno de estos personajes durante la Semana Santa.

"La primera vez que salí no dormí de contento que estaba", recuerda Héctor Romero, quien de sus 48 años de edad, 33 años los ha dedicado a esta tradición.

Igual opina Julio Ortiz, de 43 años, quien ha participado 27 años consecutivos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación