Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Surf de corazón

Un padecimiento en el corazón mantenía a Elvis limitado de hacer cualquier actividad física. Sus padres no sabían por qué se mareaba y se desmayaba, luego de una cirugía. Ahora es otro: es el líder del surf en la playa El Pimental

Elvis dirige una pequeña charla y estiramiento con el resto de niños.Elvis prepara las tablas para una pequeña sesión de entrenamiento que él dirigió con el resto de sus compañeros de la escuela de surf.

Elvis dirige una pequeña charla y estiramiento con el resto de niños.Elvis prepara las tablas para una pequeña sesión de entrenamiento que él dirigió con el resto de...

Elvis dirige una pequeña charla y estiramiento con el resto de niños.Elvis prepara las tablas para una pequeña sesión de entrenamiento que él dirigió con el resto de sus compañeros de la escuela de surf.

Elvis o Brandy, como le llaman sus padres, nunca imaginó que después de padecer de un problema en el corazón que le descubrieron cuando tenía 11 años, continuaría su vida sin límites.

En la actualidad, el adolescente ahora de 15 años se ha convertido en un amante del surf en la playa El Pimental, en San Luis Talpa y atrás quedaron todas las dificultades que la dolencia le provocaba.

Cualquier pensaría que a una persona a quien se le detecta una dificultad en el corazón, después de ser intervenido, estaría destinado a mantener una vida pasiva y sin sobresaltos, pero Brandy no es ese caso, aunque reconoce que lo hace con prudencia.

Hoy día el chico cursa el noveno grado, e incluso se ha convertido en el líder del surf entre los niños y jóvenes de la playa El Pimental, donde desde hace varios meses funciona una escuela de Surf que surgió luego de un reportaje de El Diario de Hoy titulado "Olas y sueños entre pedazos de madera" -publicado en febrero-, donde seis niños, incluyéndolo a él jugaban a surfear con improvisados pedazos de madera y tapaderas de hieleras que usaban tomo tablas.

Ahora, seis meses después, ese sueño ha comenzado a tomar forma, gracias a la intervención de la municipalidad brindándoles un instructor y la creación de la primer escuela de surf.

Además personas como Koky Aguilar, la Federación de Surf, surfistas de El Tunco y un diputado, les donaron las primeras tablas que usan todos los sábados para aprender a montar las olas.

"Brandy se desmayaba constantemente y luego de consultas en el hospital nos dijeron que tenía una vena de energía que le afectaba el corazón que lo dejaba débil, se nos ponía morado", recuerda Silvia su madre. Ahora es otro dice cuando lo ve haciendo piruetas sobre el mar, actividad que puede hacer después de una cirugía que apoyó una persona altruista y empresario del municipio.

El mismo joven, ahora con una sonrisa en su rostro, dice que desde que surgió la escuela de surf tiene una nueva motivación, quiere ser surfista profesional y tener un taller para reparar las tablas que se dañen en las prácticas con el resto de los niños.

"Ahora ya no siento lo que tenía antes, han pasado cuatro años y estoy mejor, quiero ser un profesional del surf, sin descuidar mis estudios", dijo.

Elvis, al igual que 25 niños y jóvenes, entre ellos dos niñas, disfrutan del deporte que les apasiona.

Todos los sábados realizan su rutina de entrenamiento, calentamiento y luego a practican en el oleaje.

Para Silvia, madre de Elvis y quien es la encargada de coordinar la escuela, para noviembre próximo comenta que realizarán el primer torneo de surf en El Pimental, incorporando a niños de otras playas cercanas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación