Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Suchitoto celebra Festival del maíz

El Festival del Maíz en Suchitoto se celebra desde 1989. Es un fiesta cultural y religiosa organizada por la Iglesia.

El Festival del Maíz en Suchitoto se celebra desde 1989. Es un fiesta cultural y religiosa organizada por la Iglesia.

El Festival del Maíz en Suchitoto se celebra desde 1989. Es un fiesta cultural y religiosa organizada por la Iglesia.

Las principales calles de Suchitoto se llenaron ayer domingo de alegría y mucho colorido con la celebración del Festival del Maíz.

Con una procesión que partió desde la Iglesia La Cruz hasta la parroquia Santa Lucía, feligreses católicos de más de 80 comunidades del municipio, entre cantones y caseríos, dieron por iniciada la festividad.

Niños y jóvenes lucieron creativos trajes elaborados con la tusa de este ancestral grano, mientras que algunas lugareñas llevaban sobre sus cabezas canastas con mazorcas de maíz, para ofrendarlas al Creador.

La colonial iglesia Santa Lucía, testigo mudo del pasado de este municipio, recibía a los cristianos católicos con una natural decoración de mazorcas.

Los feligreses abarrotaron el templo de la ciudad del Pájaro Flor, quienes aprovecharon la Santa Misa para dar gracias a Dios por los frutos que les provee la tierra durante todo el año.

Según los agricultores de caseríos y cantones que participan en la celebración, se recogieron más de 50 mil elotes para celebrar el festival.

Félix García, presidente de la Hermandad de los Nazarenos de Suchitoto, señaló que cerca de 200 personas se organizaron para preparar los exquisitos platillos y bebidas de maíz, como riguas, elotes, nuegados y atol.

"Es una de las actividades religiosas que se celebra con devoción y con la participación de miles de católicos, quienes con todo amor donan parte de su cosecha de maíz, ayudan a preparar los platillos y los venden. Los fondos son para apoyar a la iglesia", dijo un empresario de la zona.

El Festival nació en 1989 como iniciativa de los feligreses de la zona para agradecerle a Dios por las semillas, las plantas, sus frutos y los favores recibidos.

Los lugareños degustaron de la variedad de platillos elaborados con el ancestral grano, que por miles de años ha sido un alimento fundamental en la gastronomía salvadoreña.

Para el párroco de la Iglesia Santa Lucía, Jesús Rico, la fiesta religiosa-cultural es una oportunidad para dar gracias por las cosechas: "Además es para que los lugareños puedan convivir", dijo.

Como parte de las actividades culturales, se eligió al rey y la reina del Festival. Los concursantes representaban a diferentes zonas del municipio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación