Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Sitramss de noche

Automovilistas se desplazan lentamente y con dificultad a ambos lados, ante la mirada de niños que juegan fútbol, vecinos de la Tutunichapa que salen a charlar o los que estacionan vehículos en la pista recién construida

El Sitramss de noche

El Sitramss de noche

El Sitramss de noche

Un estacionamiento, un parque de diversiones para niños, una cancha de fútbol, una zona peatonal, un dormitorio, una vía para que las parejas caminen tomadas de la mano... cualquier cosa, menos una estación de buses articulados es lo que se ve por las noches en la parada del Sitramss entre el Hospital Médico Quirúrgico del Seguro Social y la comunidad Tutunichapa.

Mientras tanto, cientos de automovilistas se desplazan lentamente y con dificultad a ambos lados, ante las miradas de los niños que juegan fútbol, los vecinos de la Tutunichapa que salen a charlar o a tenderse en el suelo o los que dejan sus carros sobre la pista recién construida.

Las obras tienen un retraso en su construcción de más de seis meses por incumplimiento de las constructoras y el diseño.

La mayoría de las paradas de buses aún no han sido terminadas y las que ya fueron construidas presentan deterioro por los choques de vehículos.

Las autoridades del VMT han prometido que el sistema comenzará a funcionar en diciembre, pese a que no tienen la terminal ni el centro de control.

Mientras tanto, los capitalinos tienen que soportar los efectos del proyecto inconcluso.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación