Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sindicatos vuelven a marchar divididos

Unos se concentraron en la plaza Salvador del Mundo, otros en el parque Libertad, en el centro capitalino

Manifestantes afines al gobierno, que recorrieron el bulevar de Los Héroes, mancharon las paredes y aparadores de varios establecimientos. Foto edh / M. HernándezEn la plaza Salvador del Mundo se reunieron los sindicatos oficialistas.

Manifestantes afines al gobierno, que recorrieron el bulevar de Los Héroes, mancharon las paredes y aparadores de varios establecimientos. Foto edh / M. HernándezEn la plaza Salvador del...

Manifestantes afines al gobierno, que recorrieron el bulevar de Los Héroes, mancharon las paredes y aparadores de varios establecimientos. Foto edh / M. HernándezEn la plaza Salvador del Mundo se reunieron los sindicatos oficialistas.

Unos apoyando al gobierno efemelenista, otros denunciándolo; unos por la alameda Roosevelt, otros por la avenida España. Así se marcaron aún más las diferencias de los sindicatos salvadoreños en el Día del Trabajo.

Asociaciones de vendedores, sindicatos estatales y ONG se concentraron frente a la Universidad de El Salvador (UES) para repudiar las políticas del gobierno efemelenista.

Los manifestantes complicaron el tráfico en la 29a. Calle Poniente y luego en la avenida España y terminaron en el parque Libertad, en el Centro Histórico de San Salvador.

Los protestantes encabezaron la actividad con la quema de morteros de alto poder, los que dejaron suciedad a su paso y ruido estridente, no les importo que estuvieran cerca del hospital Benjamín Bloom.

Los sindicalistas gritaban consignas como "¡este día no es una celebración, es una lucha!", "¡A Sánchez Cerén se le olvidó de donde viene!" y "¡repudiamos el accionar de este Gobierno, el cual se volvió una burguesía!", entre otras.

El vocero de los vendedores de la zona de los centros comerciales de Soyapango, Rodolfo Pereira, manifestó que buscan "reivindicar los derechos de los vendedores informales y esperamos que este Gobierno nos tome en cuenta, porque ya estamos cansados de tantas promesas".

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Inclusión Social, Mario de la Cruz, denunció maltratos dentro de la institución y demandó mejores salarios.

"Pedimos mejores condiciones económicas y un mejor trato de parte de las autoridades de la Secretaría, quienes nunca han pensado en el bienestar de los empleados", recalcó el agremiado.

A ambos se les cuestionó por qué no se unieron a la marcha que se dirigió hacia la plaza Salvador del Mundo, por lo que Pereira fue tajante y declaró: "No podemos marchar a la par de nuestros verdugos, los que no se preocupan por nosotros y a los que se les ha olvidado que ellos marcharon por los derechos un día".

De la Cruz detalló que "no marchamos por ningún partido político, lo que nos interesa es que velen por los derechos de los trabajadores".

Al llegar al parque Libertad, a eso de las 11:00 de la mañana, pidieron a Sánchez Cerén que "no se olvide de dónde viene" y que es el momento de velar por los trabajadores.

"Han pasado seis años del Gobierno del FMLN y siguen con una gran deuda con el pueblo salvadoreño. Hoy es el momento que recuerden sus raíces y la de su pueblo", concluyó Pedro Julio Hernández, otro líder de los vendedores del Centro Histórico.

Manifestación oficialista

Mientras tanto, las organizaciones afines al oficialismo se concentraron en diferentes puntos cercanos al bulevar de Los Héroes para marchar hacia la Plaza Salvador del Mundo, donde se presentó el presidente Salvador Sánchez Cerén.

Al mandatario lo acompañaban el vicepresidente Óscar Ortiz y otros funcionarios como la ministra de Trabajo, Sandra Guevara; el nuevo alcalde Nayib Bukele; Marcos Rodríguez, subsecretario de Transparencia, y Manuel Melgar, secretario privado de la Presidencia.

Los participantes coreaban las consabidas consignas contra la "oligarquía" y el "imperialismo", así como grupos folklóricos interpretaron himnos revolucionarios de hace 50 años.

No obstante, muchos de los participantes en la marcha oficialista gritaban consignas exigiendo mejoras salariales y derechos sindicales, entre otras demandas.

Algunos manifestantes mancharon la fachada de un edificio privado entre el bulevar de los Héroes y la calle Los Sisimiles.

Cada grupo se distinguía por pancartas para identificar el sector al que pertenecían y planteaban sus demandas a través de carteles.

La marcha llegó hasta la alameda Roosevelt, donde megáfonos en mano, pedían a los empleados de cada empresa o negocio que encontraban a su paso, que se sindicalizaran.

A la altura de la 49a. Avenida Sur, se encontraba una tarima de ONG y organizaciones feministas que gritaban consignas en favor de las personas homosexuales.

La concentración se realizó en la plaza del Salvador del Mundo, donde se encontraban en la tarima líderes sindicalistas y funcionarios del Gobierno.

Mientras se realizaban los distintos discursos de los dirigentes gremiales, varios de los participantes, entre ellos los universitarios, se colocaron frente a la tarima de los medios para seguir gritando consignas.

El evento finalizó con el discurso del presidente Sánchez Cerén, que le dio la bienvenida a Bukele y le ofreció su apoyo, algo que no hizo el gobierno efemelenista de Mauricio Funes cuando gobernó la capital Norman Quijano.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación