Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sindicato señala a director de hospital por irregularidades

Denuncia fue interpuesta ante la Corte de Cuentas

Sindicato ha intensificado este año las acciones contra la administración. Foto EDH / Cristian Díaz

Sindicato ha intensificado este año las acciones contra la administración. Foto EDH / Cristian Díaz

Sindicato ha intensificado este año las acciones contra la administración. Foto EDH / Cristian Díaz

SANTA ANA. El Sindicato General de Empleados de la Salud (Sigesal) interpuso, el 25 de agosto pasado, una denuncia ante la Corte de Cuentas de la República para que investigara al director del hospital San Juan de Dios de Santa Ana, Ramón Ábrego, por supuestas irregularidades en el uso de vehículos con placas nacionales y consumo de combustible.

El secretario de Sigesal en Santa Ana, Miguel Aguirre, explicó que una de las aparentes anomalías es el uso de un vehículo nacional, placas N 11-650, con fines personales por parte del funcionario, quien lo utilizaba para trasladarse a su vivienda.

Entre las pruebas presentadas por parte de los sindicalistas ante el ente contralor está una bitácora del vehículo, que es un pick-up, donde todos los días se trasladaba del nosocomio santaneco hacia el hospital San Rafael, aparentemente para justificar el gasto de combustible.

"Supuestamente hay un decreto de austeridad donde ningún funcionario público tiene derecho de tener los vehículos que son nacionales para uso propio", dijo Aguirre.

Agregó que esa situación ocurrió durante cinco años hasta mediados de agosto, cuando el sindicato impidió las atenciones en el centro asistencial para hacer públicas las supuestas irregularidades.

Desde entonces, el director dejó de trasladarse en el vehículo, reconocieron los sindicalistas. Pese a eso pidieron a la Corte de Cuentas que audite esa situación.

También criticaron que, en menos de un mes, al mismo vehículo le realizaron mantenimiento correctivo y preventivo, generando un alto desembolso para el centro asistencial.

La primera vez fue el 20 de marzo de 2014, donde el hospital canceló $760; mientras que el segundo ocurrió el 8 de abril del mismo año por un valor de $734.90.

Aguirre consideró, además, que la administración del nosocomio invirtió mucho dinero para la remodelación del espacio físico para los baños de los pacientes del departamento de diálisis.

Sólo en dichos trabajos se desembolsaron $10,743.39.

El director del hospital desmintió los señalamientos y aseguró que en la auditoría hecha por la Corte de Cuentas en 2013, no hubo ninguna observación por el supuesto uso indebido de los vehículos nacionales y en el consumo del combustible.

Además criticó que no son peritos o albañiles para considerar que los trabajos en el departamento de diálisis son onerosos.

Asimismo, dijo contar con la documentación necesaria para respaldar el pago del mantenimiento del automotor.

La "Corte Cuentas auditó y dio el veredicto; será la Corte de Cuentas la que tenga que señalarme. Ya está auditado, no hubo ninguna observación", dijo el funcionario sobre el cuestionamiento del sindicato de que utilizaba un carro nacional para su uso personal.

Dicho sindicato ha intensificado este año las acciones para buscar la remoción del director del hospital y de la jefatura del departamento de enfermería.

Sin embargo, hasta la fecha no han logrado ninguno de los dos objetivos.

Los miembros del sindicato han bloqueado el ingreso del personal administrativo a sus oficinas y han evitado, en al menos dos ocasiones este año, la atención a los pacientes. En el último cierre fueron afectados 1,300 usuarios, ya que no hubo atención en varias áreas del hospital; entre ellas, consulta externa, cirugías programadas y almacén.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación