Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sindicato de hospital aumentará presión

Desde el martes limitan tareas en área administrativa

Hasta ayer, el paro era solo en administración, pero desde hoy podría extenderse al área de salud. foto edh / iris lima

Hasta ayer, el paro era solo en administración, pero desde hoy podría extenderse al área de salud. foto edh / iris lima

Hasta ayer, el paro era solo en administración, pero desde hoy podría extenderse al área de salud. foto edh / iris lima

SANTA ANA. Por segundo día consecutivo los integrantes del Sindicato General de Empleados de la Salud (Sigesal) llevaron a cabo, ayer, un paro administrativo en el hospital nacional San Juan de Dios, de Santa Ana. Hoy, las medidas podrían ser intensificadas.

La suspensión parcial que inició el pasado martes por la mañana, busca revertir una sanción impuesta por la dirección del centro de salud a siete sindicalistas que participaron en una acción similar el pasado mes de junio.

Cinco de los sancionados son miembros de la directiva de Sigesal y los dos restantes, según dijeron, son empleados que apoyaron el paro general realizado en aquella ocasión.

Los manifestantes explicaron que el castigo consiste en la suspensión de labores durante cinco días, los cuales no les serán remunerados.

Algunos de los sindicalistas cumplieron la penalización en el periodo comprendido del 4 al 8 de agosto. El resto, está en suspensión desde el lunes anterior, dijeron los demandantes.

Más medidas

"Estas son medidas anti sindicalistas, se están tomando medidas represivas para callar la lucha laboral. Nosotros seguimos en pie de lucha", manifestó el secretario primero de conflictos, Hugo Perlera.

El dirigente sindical enfatizó que la acción no ha afectado hasta el momento la atención de pacientes, ya que áreas como sala de operaciones, consulta externa y emergencias, continúan laborando con normalidad.

Perlera lamentó que hasta ayer, las autoridades del hospital no hayan propiciado un acercamiento para negociar esta y otras demandas.

"Hasta ahora no hemos visto representación de ninguna autoridad, nos han dejado seguir con nuestras acciones, demostrando indiferencia", dijo el vocero, quien anunció que para hoy se podrían tomar "medidas más drásticas", sin precisar cuáles serían.

Sin embargo, pidió paciencia y comprensión a los usuarios por las molestias ocasionadas, pero les recordó que "también tienen que ponerse en nuestra posición de lucha por la reivindicación laboral", y dejó entrever una posible suspensión en el área de atención médica.

La organización de empleados también denunció supuestos acuerdos no cumplidos de parte de la dirección.

Sigesal pidió, hace dos meses, la destitución de la jefa de enfermería, a quien acusaron de cometer supuestos abusos laborales con sus subalternos.

A la fecha, y pese al compromiso adquirido por el director del hospital, de estudiar el caso, el sindicato no ha recibido una respuesta a su petición.

El Diario de Hoy intentó hablar con el director del hospital, Ramón Ábrego, pero dijeron que no estaba.

Asimismo, se gestionó la versión del funcionario a través de la unidad de comunicaciones del Ministerio de Salud, no obstante, no se obtuvo respuesta a las llamadas telefónicas realizadas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación