Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sindicalistas ocasionan desórdenes en Mejicanos

Afirman que en diciembre despedirán a 300 empleados. Alcaldesa los desmiente

Los trabajadores se mantuvieron en las afueras del alcaldía desde temprano. foto edh

Los trabajadores se mantuvieron en las afueras del alcaldía desde temprano. foto edh

Los trabajadores se mantuvieron en las afueras del alcaldía desde temprano. foto edh

El Sindicato de trabajadores de Mejicanos nuevamente volvió a causar desordenes en el municipio.

Ayer desde temprano, los trabajadores de esta alcaldía y miembros de Astram (Asociación de Trabajadores Municipales), realizaron una protesta, según ellos para denunciar los supuestos despido de 300 trabajadores que se harían en diciembre.

La protesta se volvió tensa cuando la alcaldesa Juana Lemus de Pacas, ingresó a las instalaciones de la comuna. Según testigos, uno de los elementos del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM), disparó al aire para disipar a los sindicalistas.

Durante el acto, una de las concejales fue agredida al momento de entrar a la comuna.

A pesar de la lluvia, los sindicalistas continuaron protestando, según ellos también por la falta de pago de planillas de AFP y Seguro Social.

En las últimas semanas los empleados han realizado protestas porque dicen que el concejo les atrasa su salario.

"El enojo de Astram es porque me senté a platicar con Sitramej (Sindicato de Trabajadores de Mejicanos), y que he reinstalado a 48 personas que la Corte Suprema de Justicia lo ha ordenado. Yo tengo que hacer cumplir el estado de derecho y lo que la Corte me ordena", detalló la jefe municipal a Juana Lemus de Pacas.

Ella desmintió que haya planes para despedir a 300 trabajadores.

"Estos rumores de despidos masivos no son ciertos, ya que únicamente los puede ejecutar la comisión de la ley de carrera administrativa municipal", explicó la edil.

Sí confirmó el despido de 10 gerentes que ocupaban puestos de confianza.

"Le hicimos justicia a nuestro pueblo despidiendo a estas personas, no son las personas que esperábamos en el desempeño laboral", dijo.

De acuerdo con la edil, en varias ocasiones se les pidió el plan de trabajo que no presentaron. "Ellos (los gerentes) ordenaron a los trabajadores que no salieran a trabajar durante la crisis que tuvimos en el municipio con la basura", dijo la alcaldesa.

Juan Francisco Ramos Sorto, 11° regidor propietario de la comuna acusó a la alcaldesa de malversar fondos junto al síndico municipal.

Estas acusaciones que también fueron desmentidas por la edil.

"Ellos pueden acusarme de malversación y lo que ellos quieran, pero uno de ellos, el concejal Juan Francisco Ramos Sorto, es la persona que en un momento yo denuncié que me amenazó a muerte y a uno de los gerentes", dijo de Pacas.

Por el momento la situación en la comuna se mantiene tensa y muchos ciudadanos lamentaron que los desórdenes afecten el trabajo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación