Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sin recursos para combatir contrabando en Santa Ana

La cantidad de agentes asignado a esa tarea ha ido a la baja desde que una división de la Policía fue modificada hace cuatro años, según policías consultados

Sin recursos y sin personal es difícil combatir el contrabando, dijeron los agentes de esta unidad policial en Santa Ana. Foto EDH / Cristian Díaz

Sin recursos y sin personal es difícil combatir el contrabando, dijeron los agentes de esta unidad policial en Santa Ana. Foto EDH / Cristian Díaz

Sin recursos y sin personal es difícil combatir el contrabando, dijeron los agentes de esta unidad policial en Santa Ana. Foto EDH / Cristian Díaz

SANTA ANA. La reestructuración que tuvo una unidad que se dedicaba a perseguir el delito de contrabando de mercadería en Santa Ana ha permitido más espacios para que las personas que comenten el ilícito lo hagan con mayor facilidad.

Así lo reflejan las estadísticas y lo confirman algunos policías de la desaparecida unidad de Finanzas y que desde el 2010 pasó a llamarse sección de delitos especiales que está suscrita al departamento de Investigaciones, en Santa Ana.

Pero lejos de suponer mejores condiciones en el trabajo pasó lo contrario ya que les quitaron recursos y personal y, además, les asignaron nuevas funciones.

Ahora también deben de investigar los delitos de falsedad material e ideológica y hurtos a instituciones del Estado, entre otros.

Antes de la reestructuración eran 23 policías que se dedicaban a perseguir a los contrabandistas, mientras que ahora la cifra no supera los diez miembros en la sección.

Tampoco tienen una patrulla asignada y el único vehículo particular que tienen estaba en el taller el día que este rotativo habló con algunos agentes.

La patrulla que tenían fue transferida a otra unidad, aunque requería de un ajuste en el motor.

El traslado se debió a que dicha dependencia, que no fue especificada, necesitaba de más recursos para el combate al crimen, dijo la fuente.

"Esa es la razón por la que nos van relegando a nosotros; claro, quisiéramos contar con vehículo. Los resultados por sí solos hablan, entre mayores recursos más resultados", manifestó.

Esta división policial logró en 2012 el decomiso de 49,524 piezas de ropa, 5,661 paquetes de cigarros, 18 vehículos que eran utilizados para trasladar la mercadería, y capturó a 23 personas.

Un año después, las cifras bajaron a más de la mitad en alguno de los rubros.

En el 2013 lograron el decomiso de 14,849 piezas de ropa, 2,900 paquetes de cigarros, diez vehículos, y la captura de 14 personas.

Hasta el 5 de febrero de este año apenas reportaban el decomiso de diez cajas de cigarrillo que fueron abandonadas en Coatepeque adentro de un vehículo que fue secuestrado tras una persecución de varios kilómetros.

"Antes sí trabajábamos duro en el delito de contrabando porque nos íbamos a poner retenes en la carretera. Ahora tenemos otros casos asignados", dijo otro policía.

La reestructura se debió a los planes estratégicos institucional que impulsó la Policía, donde desaparecieron algunas unidades y crearon otras.

"Para hacer honestos, los resultados nuestros han sido menores porque todo se deriva a la reducción de nuestro personal. Por A o B razón fueron trasladados a otras unidades", dijo un agente, quien aclaró que algunos casos son manejados desde la División Central de Investigaciones.

Los mecanismos

La PNC informó que hay mercadería decomisada que es introducida al país en medio de otra que sí han declarado. Pero en la mayoría, los contrabandistas utilizan los pasos ciegos para la introducción de la mercadería a través de una especie de plan hormiga.

En Metapán han identificado los sitios conocidos como San Jerónimo, Valle Los Quijadas, Zapote Brujo, e incluso el Lago de Güija.

Mientras que en San Cristóbal está El Maneadero, El Golfo, Palo Verde y Las Pozas.

Esta última frontera tiene una peculiaridad: es más utilizada por los contrabandistas porque hay algunos puntos ciegos que tienen acceso a través de vehículos.

Además, hay terrenos y negocios cerca del punto fronterizo que cuentan con áreas que pertenecen a El Salvador y Guatemala que facilitan la introducción de droga a El Salvador, aseguraron las fuentes policiales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación