Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sin planes para mejorar otros puntos de abordaje de región

b En Santa Ana, la terminal es administrada por la alcaldía; mientras que en Sonsonate funcionan tres, una en mal estado

Sin planes para mejorar otros puntos de abordaje de región

Sin planes para mejorar otros puntos de abordaje de región

Sin planes para mejorar otros puntos de abordaje de región

SONSONATE. El presidente de la Estación de Terminales de Autobuses de Sonsonate (Atas), Alex Monge, quien administra la conocida como terminal vieja, aceptó que no tienen planes para mejorar la infraestructura de este lugar, que funciona desde 1960.

Esto, a pesar de que enfrenta deficiencias, sobre todo en sus calles internas pues muchos de los adoquines han desaparecido y dejado agujeros que se llenan de agua durante el invierno.

Agregó que entre las razones por la que no hacen mejoras es porque "la mayoría de accionistas ya son de la tercera edad, ellos están menos interesados, no sólo en el funcionamiento, sino en la prosperidad de la empresa".

Pero cree que no es la única razón. Esta terminal alberga muy pocas unidades del transporte colectivo.

La mayoría, cerca del 90 por ciento, funciona en la terminal administrada por la Sociedad de Empresas de Autobuses de Sonsonate, comúnmente conocida como terminal Sedas.

El otro 10 % se lo reparte la terminal vieja y el punto de abordaje que abrió en 2008 la Sociedad de Empresarios Colectivos de Transporte de Sonsonate (Sects), cuyas unidades son de la ruta 205 que hace su recorrido entre Sonsonate y San Salvador.

La terminal Sedas inició sus operaciones desde 2001, lo que en su momento incomodó a los empresarios de la terminal vieja pues consideraron que no podían existir dos en la ciudad.

Pero a pesar de las gestiones legales que realizaron, dicha terminal ha funcionado, e incluso en octubre del año pasado recibió un nuevo permiso de funcionamiento de parte del Viceministerio de Transporte (VMT).

Este es por 25 años, dijo el gerente general de la terminal Sedas, Juan José Rivas.

Indicó que con el nuevo permiso seguirán invirtiendo.

La otra terminal del occidente del país que está en malas condiciones es la Francisco Lara Pineda, en Santa Ana.

Esta es administrada por la municipalidad, que por décadas no le ha invertido para cubrir las deficiencias que enfrenta.

Por ejemplo, las calles internas, el techo, el sistema eléctrico y la iluminación presentan deterioros, pues en más de cuatro décadas que tiene de estar funcionando nunca le han realizado modificaciones significativas.

La terminal fue construida entre los años de 1966 y 1968.

Una de las situaciones que evidencia la falta de mantenimiento es que los buses que durante el día hacen uso de esta, cuando cae la noche se salen a calles aledañas debido a que no cuenta con una buena iluminación.

Por ello, los usuarios optan por ya no entrar al lugar para evitar ser asaltados.

Pero pese a las deficiencias que enfrentan las terminales de Santa Ana y Sonsonate, el VMT no exige a sus administradores que pongan atención a los problemas que enfrentan.

El jefe regional de la dependencia gubernamental, Gilberto Delgado, dijo que queda a consideración de sus administradores las mejoras que les realicen.

"Como es una terminal municipal (la Francisco Lara Pineda) será responsabilidad de la municipalidad (la que invierta)", dijo el funcionario.

Mientras que en el caso de la de Sonsonate se limitó a decir que "tiene alguna dificultad".

Al ser cuestionado si como VMT no exigen que se mejoren sus condiciones, expresó que "si son municipales tiene que ser la municipalidad respectiva la que haga la inversión".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación