Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sin imágenes pero con fe, realizan las procesiones

La carencia de andas e imágenes en algunas iglesias y ermitas de los municipios del norte de La Unión, ha obligado a los vecinos a utilizar pequeñas estampas del Vía Crucis para realizar las actividades litúrgicas

En el municipio de Nueva Esparta la realización de la procesión de Vía Crucis puede variar cada año. En ocasiones utilizan un pequeño crucifijo que recorre las calles aledañas a la parroquia donde se realiza la actividad.

En el municipio de Nueva Esparta la realización de la procesión de Vía Crucis puede variar cada año. En ocasiones utilizan un pequeño crucifijo que recorre las calles...

En el municipio de Nueva Esparta la realización de la procesión de Vía Crucis puede variar cada año. En ocasiones utilizan un pequeño crucifijo que recorre las calles aledañas a la parroquia donde se realiza la actividad.

A pesar de ser un municipio muy grande y desarrollado, las procesiones propias del tiempo de cuaresma y Semana Santa en el municipio de Nueva Esparta, carecen de la vistosidad y fervor que caracterizan estas actividades.

En ese municipio, la parroquia no cuenta con una imagen del Nazareno, especial para hacer la procesión del domingo de Ramos o de Resurrección, por lo que usan un pequeño crucifijo que no supera los 60 centímetros de alto por unos 25 de ancho.

Según el párroco Carlos Lazo, en la parroquia sólo se posee una pequeña anda, en la que se acomoda una imagen del Nazareno, que en ocasiones no se utiliza.

Aclara que la razón es porque prefieren hacer la procesión representada en vivo por un grupo de jóvenes de un ministerio de la parroquia.

"Consideramos que cuando se hace de esa manera, hay más solemnidad por la pasión que le ponen los jóvenes a cada una de las dramatizaciones que se hacen", dice Lazo.

Agrega que desde hace cinco años, cuando llegó a esa parroquia, ha tratado de darle mayor vistosidad a estas actividades litúrgicas.

"Respetamos lo que se ha venido haciendo, pero tratamos que cada año haya más fervor en cada una de las procesiones", sostiene Lazo.

Aclara que durante los viernes de cuaresma, el grupo de feligreses acompaña a el pequeño crucifijo, que también pertenece a la iglesia, para recorrer ciertas calles del lugar, donde están distribuidas las catorce estaciones.

El grupo de fieles, que apenas llega a los 40 personas, acompaña a un hombre que carga la pequeña imagen, que visita los altares de las estaciones, que han sido decoradas con pequeñas flores de temporada y manteles blancos.

Cada viernes, durante la cuaresma, la pequeña imagen sale a las 5:00 de la tarde de la iglesia y recorre las angostas calles del pueblo, acompañada por un grupo de hombres, mujeres y niños.

Ahí se distribuyen las 14 estaciones en los más de tres kilómetros. Es común ver en las casas a la orilla de la calle, pequeños altares con las estampas con cada uno de los últimos pasos de Jesús en su camino al Calvario.

Don Salvador Velázquez, un lugareño, que sobrepasa los 75 años, dice que desde niño ha acompañado estas actividad y asegura que cada año es menor el número de fieles que asiste.

Asegura que la disminución de los feligreses se puede deber a que hay más iglesias evangélicas.

En cuanto a esto, el párroco tiene otra explicación y dice que se debe a que en muchos cantones del municipio hay ermitas y que ahí hacen sus propias actividades.

Estas también carecen de imágenes para hacer las actividades. Según Othoniel Maldonado, de la ermita del cantón Las Marías, ellos en varios años han optado por hacer el Vía Crucis en vivo.

Agrega que este año han tenido dificultades con el resto de feligreses que prefieren hacer la actividad solo con las pequeñas estampas.

"Aún no nos hemos puesto de acuerdo, pero lo más seguro es que este año la procesión se realice solo con un pequeño crucifijo y con los cuadros del recorrido de la Pasión", sostiene Maldonado.

También asegura que esa situación se repite en varias ermitas que hay en la zona.

La misma situación se extiende en municipios como Lislique, Polorós, Concepción de Oriente, San José La Fuente e Intipucá. Dicen que la falta de agrupaciones o hermandades dedicadas a realizar estas actividades, complica la situación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación