Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sin fondos para recuperar el Cine Gavidia

El edificio ha sido considerado como una joya arquitectónica y cultural por el experto que ha realizado el primer estudio que determinó que la estructura de más de un siglo aun es sólida, lo que hace factible su rehabilitación.

Sin fondos para recuperar el Cine Gavidia

Sin fondos para recuperar el Cine Gavidia

Sin fondos para recuperar el Cine Gavidia

SAN MIGUEL. De manera preliminar, las autoridades de la gobernación migueleña sostienen que el edificio del excine Gavidia podrá ser rehabilitado, aunque para ello se requiera de una gran inversión.

El gobernador en funciones, Evaristo Romero, afirmó que tras la inspección que hizo un ingeniero estructurista, se determinó que las losas del edificio están en buenas condiciones y que solo se requerirá de un reforzamiento para que puedan soportar el peso del público; sin embargo, aun continuarán los análisis para respaldar este primer informe.

No obstante, el experto, según Romero, dijo que era apremiante colocar techo en los sitios donde ha sucumbido la estructura ante el paso del tiempo y por los vándalos que han cortado las gruesas vigas de hierro, al parecer para luego venderlas como chatarra.

El gobernador afirma que el edificio ha sido el blanco para quienes se dedican a hurtar metal y que por eso ha pedido al concejo municipal de la ciudad que colabore proporcionando vigilancia del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM) para evitar que esto siga pasando.

Pero sostiene que estudiantes de un instituto público contribuyeron en el cierre del inmueble, por lo que ahora no es factible que los vándalos entren con la idea de hurtar.

Lo que sí es cierto es que todo lo que había dentro fue hurtado. Aquí se incluyen los antiguos proyectores, los sistemas de iluminación que ambientaron las obras musicales y teatrales que se presentaron entre el 16 de noviembre de 1957, cuando fue inaugurado, y finales de la década de los ochenta, cuando fue cerrado a consecuencia del conflicto armado que se vivió en el país.

Primero fue conocido como el Teatro Oriental, luego como Teatro Francisco Gavidia y en la década de los cincuenta fue acondicionado para que funcionara como cine.

Harán un esfuerzo

Pero no solo las vigas y los proyectores fueron hurtados. También las elegantes butacas fueron saqueadas al punto que ahora no hay una sola para orientar un esfuerzo de rehabilitación que pretenda dejarlo como antes fue. Para eso solo se podrá hacer un esfuerzo en la búsqueda de fotografías antiguas.

Romero afirma que ya hay un esfuerzo en la búsqueda de fondos para colocar el techo donde hace falta, porque el experto en estructuras recomendó, como urgente, evitar la humedad en la losa, porque eso podría terminar debilitando la estructura.

La humedad es tan grande que hay un enorme charco de agua lluvia estancada frente a la tarima, lo que además de ser un generador de plagas, podría terminar dañando esa losa, bajo la cual se encuentra un amplio sótano.

El funcionario afirma que hay una sólida determinación del Ministerio de Gobernación, que tiene el inmueble en propiedad, para rehabilitarlo y así dotar de un espacio que pueda acomodarse para el aprovechamiento cultural de los migueleños. No obstante, aclara que este puede ser un largo camino, porque antes hay que buscar el financiamiento.

Ahora el Ejército realiza una jornada de limpieza dentro del inmueble y también están pintado la fachada para brindar un mensaje de interés de parte del Ministerio, ante la población migueleña.

Militares dijeron a El Diario de Hoy que al estar en el interior del edificio, tuvieron miedo de ser golpeados por partes del cielo falso, que se cae a pedazos. Se trata de un antiguo encielado que estaba cubierto de un material especial que permitía la eliminación del eco. Es una estructura que en algunas partes amenaza con desplomarse.

Según Romero, los balcones que son una especie de mezanine, o balcón interior, que fácilmente podrían alojar a un millar de espectadores, también se ha determinado que son tan sólidos como para soportar la carga, aunque también necesitarán de un refuerzo.

Esa losa tiene como base una cubierta de cemento rellenada por una sólida estructura de metal y luego va otra losa que es donde estaban empotradas las butacas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación