Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sin definir diseños para construcción de puentes binacionales

Asamblea Legislativa  salvadoreña aprobó recientemente un préstamo para ejecutar las obras

Frontera Anguiatu El Salvador-Guatemala

Frontera de Anguiatú  en el departamento de Santa Ana. La infraestructura debe ser reparada  y ya hay fondos destinados para ello.  | Foto por archivo

Frontera Anguiatu de Guatamala donde no existe un metodo medico preventivo de la enfermedad respiratoria Neumonia Atipica

El gobierno salvadoreño tendrá que discutir los diseños finales para la construcción de los puentes binacionales Manuel José Arce, en la frontera La Hachadura, en San Francisco Menéndez; y el de la frontera Anguiatú, en Metapán, para iniciar los trabajos en estas importantes infraestructuras que se han quedado obsoletas por la cantidad de vehículos que transitan por ellas.


En ambos puentes pasan a diario 6,477 vehículos; la mayoría son de carga.


A finales de agosto, la Asamblea Legislativa aprobó con 76 votos la negociación de un contrato de préstamo entre el Estado y Gobierno de la República de El Salvador, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (BANCOMEXT), de los Estados Unidos Mexicanos, hasta por un monto de $144.7 millones, para la construcción de infraestructura en el Corredor Mesoamericano.


Los mismos servirán, además, para la ampliación de la carretera al Puerto de La Libertad, tramo II y III.


Del monto anterior, el 45.6% será una donación del gobierno mexicano y el restante es a través de apoyo potenciado (donación y préstamo).

En su momento, el embajador de México en El Salvador, Francisco Javier Olavarría indicó que es la donación más grande que ha hecho dicho país, de acuerdo con lo consignó en la página de internet de la Asamblea Legislativa.


El MOP informó que a pesar del daño que ambas infraestructuras binacionales presentan, podrían reconstruirse.


Sin embargo, la necesidad de edificar unos nuevos surge porque los puentes actuales  no reúnen las condiciones de carga de la demanda actual.


El promedio diario de tráfico por el puente Manuel José Arce es de 3,947 vehículos. 


Mientras que Anguiatú registra un paso  de 2,530 automotores cada día. Para este último será una donación de $3,967.307.92, informó el MOP sin detallar si ese monto se refiere a una nueva infraestructura.


Además informó que para el caso del puente de la frontera La Hachadura existe un estudio de prefactibilidad  para la ubicación de éste, que deben de discutir con Guatemala, para luego hacer un diseño.


La nueva infraestructura no será construida donde funciona la actual debido a que está en una zona donde ocurren inundaciones debido a los desbordamientos del río Paz, que sirve de punto limítrofe entre ambos países.


Por ello, la dependencia gubernamental expuso que el nuevo puente tendrá que ser más alto y largo para evitar esta situación.


Registros periodísticos consignan que el paso sobre el puente ha sido cerrados en varias ocasiones debido a los daños que ha tenido. 


Entre ellos, la acumulación de agua entre la capa de rodadura existente y la losa, de acuerdo a notas periodísticas de 2013. 


Este puente posee 44 metros de largo y diez de ancho.


Frontera Anguiatú
Sobre el puente que está en el departamento de Santa Ana existe un diseño conceptual que las autoridades salvadoreñas tienen que afinar con sus similares de Guatemala.


En este caso, aparentemente, la estructura estará en el mismo sitio donde funciona el actual.


Mejora de conectividad
Algunos diputados salvadoreños señalaron que los proyectos que pretenden realizarse mejorarán las vías y contribuyen al comercio entre El Salvador y Guatemala.


La diputada de Arena, Ana Vilma de Escobar, calificó como un gesto solidario por parte de México y que permitirá impulsar la infraestructura logística que conlleva un crecimiento e inversión económica.


Sin precisar cifras, la diputada Norma Guevara, del FMLN, expresó que cerca del 30% de la mercadería ingresa por la frontera de La Hachadura y el 20% por la Anguiatú.


Mientras que Arnoldo Marín, del PDC, aseguró que dicho crédito generará un aumento financiero favorable, que no se puede lograr mientras El Salvador no se convierta en un país atractivo, con infraestructura adecuada.


Mario Ponce, del PCN, señaló que estos son los proyectos que unifican pueblos; mientras que Jesús Grande, de GANA, reconoció que el préstamo es casi una donación y que es algo sin precedente en la historia de El Salvador y de México, informó la Asamblea Legislativa a través de un comunicado de prensa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación