Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sigue la racha de accidentes en la zona oriental del país

Ayer un salvadoreño murió y un nicaragüense salió herido en el accidente de una rastra

Por horas autoridades tuvieron cerrada la carretera Panamericana, lo que causó congestionamiento. foto edh / francisco torres

Por horas autoridades tuvieron cerrada la carretera Panamericana, lo que causó congestionamiento. foto edh / francisco torres

Por horas autoridades tuvieron cerrada la carretera Panamericana, lo que causó congestionamiento. foto edh / francisco torres

USULUTÁN. Aunque los accidentes en la zona conocida como Las Vueltas de la Periquera no son tan frecuentes, cuando se registra uno siempre deja saldos fatales, como el que ocurrió ayer pocos después de las seis de la mañana y donde murió el salvadoreño Geovanni Alexander Quintanilla, de 34 años.

Hablamos de la zona entre los kilómetros 143 y 145 de la carretera Panamericana, entre la jurisdicción de los municipios de Mercedes Amaña y Estanzuelas, al norte de Usulután.

El accidente de ayer fue en el kilómetro 144, donde hay una curva muy cerrada y en el que normalmente se accidentan vehículos pesados por ir a excesiva velocidad.

Esa es al menos la primera hipótesis policial sobre el accidente de ayer, y lo aclara el agente de tránsito Ángel Portillo: "Pues todo parece que fue por la velocidad y como la rastra venía con mucha carga se cree que eso desbalanceó la unidad y la hizo volcar", dijo.

En este accidente también salió con lesiones el motorista del vehículo de carga, Rodolfo Hernández, de 26 años y de nacionalidad nicaragüense, residente en Guatemala, quien fue llevado por Comandos de Salvamento hacia el hospital de Santiago de María donde su estado era delicado.

Hacia las 10 de la mañana el accidente ya había generado un colosal congestionamiento porque en el afán por sacar el cadáver de entre los hierros retorcidos, los bomberos, policías y socorristas mantuvieron cerrado el paso por la zona en ambos sentidos y durante varias horas, lo que causó el malestar de decenas de automovilistas.

Un sitio peligroso

Las autoridades policiales registran 400 accidentes viales en el departamento de Usulután solo en lo que va de este año. Sin embargo, no brindan números sobre la mortalidad por esta causa.

Lo que es claro es que la zona donde ayer se registró el accidente es considerada por la Policía como muy peligrosa, explicó el agente Portillo, porque siempre los accidentes dejan pérdidas humanas.

Y no es para menos. El 7 de abril se registró un choque entre un camión y autobús internacional que dejó a cuatro personas muertas.

Entonces la causa del siniestro fue también el exceso de velocidad y la imprudencia al sobrepasar en una curva. Esta situación preocupa a los lugareños.

Ricarda Márquez pide a las autoridades competentes que coloquen señales de tránsito más grandes en el lugar para que los choferes "entiendan que es una zona peligrosa por las curvas que hay".

Pero Samuel Cristales, un chofer que ayer estaba atascado en el tráfico, cree que la solución debería ser más rigurosa: "Deberían de poner túmulos o cualquier cosa que obligue a todos los conductores a bajar la velocidad, porque algunos no respetamos los límites", dijo.

La principal preocupación de los residentes son los niños que caminan a las orillas de la carretera cuando van o regresan de sus centros de estudio.

En la policía dicen que es poco lo que se puede hacer porque ya la zona está señalizada y los choferes no las atienden.

El Diario de Hoy buscó estadísticas de accidentes en toda la zona oriental para conocer cuáles son los departamentos que más accidentes reportan, pero en la unidad de comunicaciones dijeron que la información no estaba disponible.

Pero otro fatal percance de tránsito se registró el domingo en el municipio de Cacaopera, departamento de Morazán, donde nueve personas fallecieron luego de que el camión en el que viajaban se precipitó a un barranco por problemas mecánicos y exceso de velocidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación