Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sigue imparable tala de Mangle

Se suma el saqueo de objetos precolombinos

La deforestación con fines comerciales y domésticos ha puesto en peligro los recursos de la zona. Foto EDH / Insy Mendoza

La deforestación con fines comerciales y domésticos ha puesto en peligro los recursos de la zona. Foto EDH / Insy Mendoza

La deforestación con fines comerciales y domésticos ha puesto en peligro los recursos de la zona. Foto EDH / Insy Mendoza

LA UNIÓN. La tala indiscriminada del mangle en el estero El Encantado de playa Las Tunas, de la jurisdicción de Conchagua, así como la falta de protección a los vestigios de alfarería en la misma zona, son las principales preocupaciones y problemas que señalan los pobladores y comerciantes del lugar.

En los manglares habita una variedad de aves y lagartos, situación que a medida avanza la depredación provocará la emigración o extinción de las especies, según denuncia de los pobladores.

A ello suman que los vestigios precolombinos que se encuentran en la zona son saqueados con frecuencias por personas que llegan de otros lugares y de la misma comunidad.

A falta de una sensibilización de las comunidades sobre la importancia de proteger el mangle, y sin ninguna vigilancia de las autoridades correspondientes, cada año va en aumento la tala con usos comerciales, domésticos o para hacer ranchos y ramadas.

Recientemente, los miembros de la Asociación de Desarrollo Comunal de Las Tunas y el comité de desarrollo turístico realizaron un recorrido por el estero en compañía de agentes policiales de la división de Medio Ambiente de Nueva Guadalupe para que conocieran la gravedad del problema.

Óscar Lazo, presidente del comité de turismo, dijo que hace 10 años la parte del estero era como un relleno donde había bastante vegetación del mangle, pero debido a la tala la marea empezó a socavar el lugar devastando la parte arqueológica.

"Tenemos dos puntos críticos en ese estero que son la tala del mangle y el robo de los vestigios, por eso le pedimos de forma pronta a las autoridades del Ministerio del Medio Ambiente y de Cultura que vengan a ver la realidad del problema y empiecen a tomar acciones", dijo.

Es necesario concientizar a la población

Según Lazo, se tiene que trabajar para lograr que la gente del lugar sea consciente. Hay seis familias que se dedican a vender el mangle, otros cocinan con esa leña y algunos utilizan la madera para hacer ranchos o ramadas.

Héctor Melgar, presidente de la Adesco, dijo que le pidieron a la policía del medio Ambiente que se proteja el poco recurso que aún hay en la zona, evitando que la gente llegue a dañar a los lagartos cuando estos salen a la orilla.

"Antes, cuando aún había bastante extensión del mangle, ahí pasaban en su hábitat; pero hoy es poco lo que tienen y por eso están saliendo a la orilla y la gente lo que hace es dañarlos", aseguró.

José Wilfredo García, cabo de la División del Medio Ambiente de la Policía en nueva Guadalupe, quién acompañó al comité a un recorrido para que vieran la realidad del problema, dijo que "en el recorrido nosotros tomamos en cuenta el daño que se le ha ocasionado y se le está ocasionando al manglar y vamos a tomar cartas al asunto ".

El problema detectado por la Policía fue la depredación de los recursos costeros marinos, la flora y agresión a los grandes cocodrilos, y pueda ser que alguien los captura y está comerciando de forma ilegal con esta especie.

Según el cabo, El Encantado es una zona identificada como protegida y área frágil, y desde el año 1999 vienen trabajando realizando varios procedimientos para evitar la tala del mangle.

"Se ve la tala, hay cortes que han sido con machetes y hacha, los han dañado desde los troncos del mangle, ya que tenemos el acercamiento con la gente del lugar y están interesados en proteger el mangle", agregó el cabo García.

Roxi Carballo, jefe unidad ambiental de la alcaldía, confirmó que ya enviaron una nota al Ministerio de Medio Ambiente (MARN) para coordinar una visita de campo y, después, se le solicitó que implementen un programa sobre educación referente al problema, pero no hubo respuesta.

Mientras que la unidad de comunicaciones del MARN se comprometió a dar una respuesta, pero al cierre de la nota no existía.

En la Secretaría de Cultura dijeron que realizarán una visita a la zona para ver lo que posee, ya que no está registrada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación