Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La siembra de árboles de sombra brinda muchos beneficios

La protección contra la luz solar en cultivos sensibles a esta debe hacerse con árboles que brinden otros beneficios al agricultor La protección contra la luz solar en cultivos sensibles a esta debe hacerse con árboles que brinden otros beneficios a

El caimito es óptimo par dar sombra a otros cultivos, además de brindar atractivo follaje y frutos agradables. Existen otras especies que se pueden aprovechar. Foto EDH/ Archivo

El caimito es óptimo par dar sombra a otros cultivos, además de brindar atractivo follaje y frutos agradables. Existen otras especies que se pueden aprovechar. Foto EDH/ Archivo

El caimito es óptimo par dar sombra a otros cultivos, además de brindar atractivo follaje y frutos agradables. Existen otras especies que se pueden aprovechar. Foto EDH/ Archivo

Siempre que realicen cultivares de cafetos y cacao, es indispensable la sombra apropiada para tener éxito en el cultivar.

Las bondades de los árboles para sombra de plantaciones son diversas y muy importantes: protege al suelo de la erosión o cáncer de la tierra fértil, mejora la fertilidad del suelo, al descomponerse toda la biomasa que genera cada arbolito.

Además evitan la deshidratación de los cafetales y los arbolitos de cacao; regula la temperatura, facilitan la infiltración del agua lluvia al subsuelo que posteriormente "nace" en tierras más bajas.

Así, por ejemplo, toda la masa boscosa de los tres grandes volcanes de Occidente, o sea el de Santa Ana, Cerro verde y el de Izalco, forman la recarga natural que abastece el valle de Zapotitán y las planicies de Sonsonate y así es el caso de otras regiones del país.

Gracias a los árboles de sombra, disminuye el crecimiento de malezas, se prolonga la vida de cafetales, especialmente en los meses de enero y febrero, cuando la luz solar es más fuerte. Ahí trabaja la sombra, regulando la luz y la temperatura en todo cultivo.

Pero además genera otros ingresos al productor como frutas, leña, hojarasca; disminuye el uso de agroquímicos especialmente si usa leguminosas como el madrecacao, el pepeto, la paterna.

Los árboles de sombra son hábitat de las aves, mariposas y toda la fauna que albergan; protegen directamente la biodiversidad del ecosistema; disminuyen la evaporación del agua del suelo, mejorando su reserva durante la época seca y enriqueciendo la fauna microbiana que le da vida al suelo agrícola.

La sabiduría de nuestros antepasados es evidente en la agricultura. En los cultivares de cacao se usa como sombra el madrecacao. Este brinda sombra, nitrógeno y repele a las taltuzas.

De manera general, los árboles destinados a sombra deben poseer un crecimiento rápido, gran capacidad de rebrote, que mantengan el follaje todo el año (perennifolios), copa extendida, raíz profunda, resistente al viento, tolerante a plagas, baja competencia por nutrientes y agua.

Algunas especies que se pueden aprovechar son pepeto; guama; paterno, que es un frutal fijador de nitrógeno y promisorio para la agroindustria alimentaria; el chaquiro, generador de madera rolliza de excelente calidad, de gran capacidad de rebrote, fijador de hierro y una sombra elevada durante todo el año.

Otras opciones son el volador, carreto, ojushte, manzano rosa, bálsamo, bario, Leucaena, butea, sunza, matazano, cerezo, laurel, nim, flor amarilla, brazil.

También llama del bosque, nogal, magnolio, moringa, mamey, arrayán, nance, mamoncillo, caimito, guanabo, marañón japonés, manzana de agua, pino, pacún.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación