Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sibasi no abastece de medicina antirrabia a hospital migueleño

b Jefa de Epidemiología de hospital migueleño confirma falta de antídoto desde hace semanas

Vacunas no hay en existencia en el hospital. Para completar el tratamiento es importante ésta y las otras seis aplicaciones antirrábicas. FOTO EDH / JENNY VENTURA

Vacunas no hay en existencia en el hospital. Para completar el tratamiento es importante ésta y las otras seis aplicaciones antirrábicas. FOTO EDH / JENNY VENTURA

Vacunas no hay en existencia en el hospital. Para completar el tratamiento es importante ésta y las otras seis aplicaciones antirrábicas. FOTO EDH / JENNY VENTURA

SAN MIGUEL. En el hospital San Juan de Dios, de San Miguel, no tienen existencia de vacuna antirrábica desde hace tres semanas, debido a la tardanza del Sistema Básico de Salud Integral (Sibasi) del departamento en dotarles del medicamento.

Debido a ello, para suplir las necesidades de los pacientes que llegan buscando atención por mordeduras de animales, deben apoyarse de las unidades de Salud del municipio.

Pese a que las autoridades del sanatorio confirman que no tienen el antídoto, el director del Sibasi migueleño, Ricardo Santamaría, indicó que sí hay existencia en el hospital más grande y de referencia de la región.

Jeny de Nolasco, jefa de Epidemiología del centro médico, aseguró que hay casos que son graves y que requieren de la vacuna.

Explicó que la gravedad de no aplicar el medicamento de inmediato, en esos casos, radica en que el virus se vuelva incontrolable y, en consecuencia, los pacientes sufran ataques de epilepsia que los lleve a la muerte.

Los problemas por falta de antídoto antirrábico los tiene el hospital desde antes de la segunda semana de enero.

Hasta ayer por la tarde, el hospital aún carecía de las inyectables. Las razones, según Nolasco, las desconoce.

Por su parte, Santamaría negó a EDH que el nosocomio estuviera desabastecido; pero no brindó más detalles. Cada mes, en ese hospital reciben entre 13 y 15 casos de personas mordidas por animales.

Entre el 1 y el 28 de enero registraban 10 casos, según las autoridades.

Para no dejar de atender a los pacientes, el sanatorio se auxilia, según lo confirmó de Nolasco, de las unidades de Salud de la red pública.

La doctora agregó que estas les abastecen con una o dos unidades, dependiendo de cuántas necesiten, y luego el hospital se las repone.

Entre el 29 de enero y ayer llegaron al nosocomio dos pacientes con mordeduras.

Según de Nolasco, de los 12 casos registrados en lo que va del año, se encuentran en lista cinco de niños entre los cuatro y 11 años; además de cinco de adultos.

Del total hay, por lo menos, cuatro casos de personas mordidas por murciélagos, mientras que el resto por perros y ardillas.

De Nolasco afirmó que entre los pacientes que han requerido con urgencia de las vacunas estaban dos menores de edad.

Ambos requirieron de ingreso y solo se les pudo aplicar el suero antirrábico en la emergencia. Luego, con las unidades de Salud, se consiguieron las vacunas. "Vino un niño con una mordedura grave en la mano, le aplicamos vacunas que prestamos a unidades de Salud", ahondó.

Desde el 31 de enero se le ha buscado insistentemente para volverle a preguntar sobre la falta de inyectables.

Ese día, el galeno aseguró que sí había en existencia y que "para tener un dato más claro hablaré con mi compañera encargada de eso, para confirmarlo".

Luego solicitó que se le llamará a las 11:00 de la mañana, de ese mismo día, pero no respondió al móvil.

Después de esa fecha se le marcó en reiteradas ocasiones, e igual, no contestó.

Ayer se le llamó nuevamente, pero dijo que estaba en una conferencia y que se le llamará más tarde, pero tampoco respondió.

EDH habló nuevamente con la epidemióloga del hospital migueleño, quien además de confirmar dos nuevos casos de mordedura, dijo que aún no reciben el medicamento de parte del Sibasi y tampoco les han dado fecha para abastecerles.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación