Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Señalan daños por la quema de los rastrojos

Fenómeno El Niño afectaría de nuevo las cosechas

Para el presente año los agricultores esperan no se registre una sequía. Foto EDH / Insy Mendoza

Para el presente año los agricultores esperan no se registre una sequía. Foto EDH / Insy Mendoza

Para el presente año los agricultores esperan no se registre una sequía. Foto EDH / Insy Mendoza

LA UNIÓN. No quemar rastrojos de cultivos, mantener la cobertura vegetal viva o muerta en los terrenos, evitar el sobre pastoreo de ganado, hacer obras de conservación de agua y usar abono orgánico, son algunas recomendaciones que los agricultores de varios municipios de La Unión recibieron para enfrentar la sequía, que autoridades de Medio Ambiente y Agricultura esperan se registre entre julio y agosto.

Las recomendaciones las brinda la Fundación Salvadoreña para la Promoción Social y el Desarrollo Económico (Funsalprodese), con el apoyo del Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Marn).

Nelson Saz, especialista en evaluación ambiental estratégica del programa de Restauración de Ecosistemas y Paisajes, de la Dirección de Ecosistemas y Vida Silvestres del MARN, fue el encargado de brindar la información.

El experto recomendó a la parte agropecuaria evitar las quemas en terrenos, además de medidas grandes como el diseño de fincas hidrológicas para captar la mayor cantidad de agua posible.

Reiteró evitar las quemas, acción que afecta al país porque deja el suelo totalmente limpio y cuando llega una sequía, la tierra no ha retenido humedad y a los cinco o diez días, los cultivos lo resienten.

"A los agricultores no se les está diciendo no cultiven, sino que hagan algunas medidas que algunos han puesto en práctica y les ha funcionado como que hagan el chapeo y dejen ese material vegetal y al momento de la siembra solo lo vayan apartando, de manera que cuando llueva el suelo conservará humedad y tendrá la cobertura y evitará que la sequía que llegue afecte al cultivo", agregó Saz.

La sequía también afectará a los pescadores artesanales por el recalentamiento del agua, provoca que los peces se vayan a una mayor profundidad.

La elevación de las temperaturas del Océano Pacífico provoca la migración de pescados hacia aguas más frías, lo que puede reducir drásticamente la disponibilidad y captura de peces en la región centroamericana.

Manuel Hernández, coordinador del proyecto Adaptabilidad al Cambio Climático en Funsalprodese, detalló que el objetivo era informarles a las personas de cómo el Marn ha interpretado los datos del comportamiento de las lluvias y las temperaturas en estos seis meses.

"Con esa información la gente tendrá los suficientes argumentos para decidir sembrar o no", dijo.

Teódulo Salvador, agricultor del caserío Barrancones, de Pasaquina, dice que "cuando el río mantiene agua dulce, de ahí lleno la bomba y riego el cultivo, pero hoy está seco, la información que nos han dado es importante para así saber en qué mes habrá sequía y cómo enfrentarla".

Las perspectivas climáticas que tienen hasta agosto es que habrá entre 50 y 60 por ciento de probabilidades de que ocurra el fenómeno de El Niño, eso implica que habrá problemas de sequía entre 15 y 30 días entre los meses de julio y agosto.

El año pasado El Salvador vivió un periodo de sequía que provocó, solo en el área agrícola, la pérdida en las cosechas por el orden de los $70 millones y afectó a 103 mil productores en 105 municipios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación