Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Santanecos temen accidentes por redondel

La alcaldía y empresa privada construirán infraestructura para beneficiar a una urbanización

Parte del arriate sobre el bulevar Los 44 ha quedado dañado luego que tramos de este fueran eliminados la semana pasada.

Parte del arriate sobre el bulevar Los 44 ha quedado dañado luego que tramos de este fueran eliminados la semana pasada.

Parte del arriate sobre el bulevar Los 44 ha quedado dañado luego que tramos de este fueran eliminados la semana pasada.

SANTA ANA. El riesgo de que ocurran accidentes será grande ante la eliminación de varios metros de arriate en dos tramos del bulevar Los 44, cerca de la urbanización El Trébol.

La modificación en la vía hace que los vehículos que salen de esa comunidades realicen giros no autorizados en "U" para incorporarse al carril que lleva hacia Santa Ana.

Esos trabajos fueron realizados la semana pasada.

La medida genera peligro para los demás automovilistas, debido a que esa es una de las principales vías santanecas donde circulan cientos de vehículos particulares, además de transporte pesado, principalmente en las horas pico.

Esa situación ya se había erradicado a mediados de la década pasada, cuando varios accesos que tenía dicho bulevar fueron cerrados con cemento, porque su uso generó varios accidentes de tránsito, algunos de ellos graves.

La eliminación de los arriates ha causado confusión entre los santanecos, pues consideran que estos espacios quedarán abiertos para ser usados como retornos.

"Está bastante peligrosa la salida porque el peatón se pasa (la calle) y ahí dan vuelta los carros; tienen que hacer una pasarela", dijo Yohana Cáceres.

Sin embargo, lo que muchos desconocen es que ahí será construido un redondel que beneficiará principalmente a los residentes de la urbanización El Trébol.

La obra será realizada por la alcaldía con apoyo financiero de la empresa privada.

La comuna no ha detallado cómo será construido el redondel y las medidas que tendrá, a pesar de que este rotativo ya solicitó información.

El área de comunicaciones informó el lunes 27 de enero que el jueves 30 iba a haber un acto público donde el alcalde, Alfredo Peñate, daría detalles de este proyecto que se viene anunciando desde el 2010.

El evento no se realizó y solo se pidió estar pendientes de la convocatoria.

El Ministerio de Obras Públicas (MOP) adelantó hace unos días y sin dar mayores detalles, que esa obra "cumple con los requisitos mínimos de funcionalidad y seguridad para el flujo vehicular previsto".

"Después de haber revisado los planos y los documentos presentados, se verificó que fueron corregidas y superadas las observaciones formuladas", expresó la entidad a través de un correo electrónico.

Las opiniones

Pero la construcción de la obra ha generado opiniones encontradas entre los santanecos.

Algunos consideran que la fluidez del tráfico será afectada; mientras que otros expresaron que la infraestructura permitirá un ahorro de combustible para quienes viven en la urbanización.

Esto porque los automovilistas deben de recorrer, llegando de San Salvador, más de 2,400 metros para encontrar el retorno a dicha comunidad.

Mientras los que salen de esta y van hacia Santa Ana deben de recorrer 1,100 metros para llegar al retorno que va de sur a norte.

Personas consultadas expresaron que el redondel quitará fluidez vehicular, sobre todo llegando desde San Salvador, pues a pocos metros hay una curva.

El redondel "va a beneficiar a las personas de El Trébol, pero puede afectar por los cientos de vehículos que traen gran velocidad y no se logren detener", dijo el empleado de una ruta de buses interdepartamental, Kelvin Vargas.

Otras personas avalan la construcción de la infraestructura por el ahorro que tendrán.

"Para nosotros está bien el redondel, porque no tenemos que ir a dar vuelta hasta allá arriba para salir a la ciudad", expresó Carlos Sandoval, propietario de una de las viviendas de El Trébol.

Muchos santanecos son de la idea de que si construyen el redondel debe de haber una buena señalización para evitar accidentes de tránsito.

La construcción de la infraestructura no es la única medida que las autoridades han pretendido realizar para facilitar el acceso a El Trébol.

En marzo del año pasado, el MOP inició los trabajos de ampliación de una calle marginal que está al costado poniente del bulevar Los 44.

En ese entonces, la entidad informó que la ampliación sería de 580 metros de vía que van desde un centro comercial hasta la urbanización.

Ofreció pavimentar 180 metros de arteria antes del invierno, pero los trabajos fueron suspendidos.

Algunos automovilistas ya usan esa vía para incorporarse a Santa Ana. Sin embargo, la cantidad de vehículos es mínima, porque la calle es de polvo y en algunos tramos se vuelve intransitable por los baches que presenta.

El conductor Ernesto Sigüenza expresó que la pavimentación de esa calle marginal sería la mejor alternativa para acceder a El Trébol.

Además, expresó que los vehículos también tienen la opción de entrar a la urbanización a través del costado sur, por la carretera Panamericana. Pero esa vía también necesita ser mejorada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación