Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sangre de San Juan Pablo II en El Salvador

La reliquia llegará al país y permanecerá aquí del 26 al 29 de abril

Juan Pablo II visitó El Salvador en los años 1983 y 1996. Foto EDH / archivo

Juan Pablo II visitó El Salvador en los años 1983 y 1996. Foto EDH / archivo

Juan Pablo II visitó El Salvador en los años 1983 y 1996. Foto EDH / archivo

La reliquia de la sangre líquida de San Juan Pablo II llegará a El Salvador, para ser venerada por miles de católicos, entre el 26 y 29 de abril, confirmó la presidenta de la Asociación de la Divina Misericordia, Ana Elsy de Vides.

Los restos de la sangre, aún líquida, de quien en vida fuera Vicario de Cristo entre el 16 de octubre de 1978 y el 2 de abril de 2005, fecha de su muerte, serán traídos por Las Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María, procedentes de Miami, donde esta organización religiosa tiene su sede principal.

Su traída a El Salvador es considerada como una bendición y el deseo del Santo Padre de volver a visitar el país, explicó la señora de Vides.

"Yo describo esta peregrinación como una bendición, especialmente, porque San Juan Pablo II ha querido regresar a nuestro país. Ya que cuando él vino aquí estábamos en una crisis que no había paz, y luego de la visita de él fue que se firmó la paz en El Salvador.", dijo .

Por su parte el administrador de la Fundación Dei Verbum, Carlos Luis Carranza, que junto a la Asociación de la Divina Misericordia, organizan la logística, explicó que las Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María son los que los buscaron para coordinar la peregrinación de la reliquia por Santa Ana.

Explicó que la congregación, que son las custodios de la reliquia, han venido en años anteriores a hacer otras misiones de evangelización con Dei Verbum y la Asociación de la Divina Misericordia, y es a partir de esos acercamientos que en esta ocasión buscaron otra vez a ambas organizaciones religiosas para que coordinaran su llegada a Santa Ana.

Aporte desde la fe

El administrador de Dei Verbum añadió que lo que se pretende con este recorrido de la reliquia de San Juan Pablo II es que la iglesia haga su aporte desde lo espiritual para contribuir a solucionar la situación de violencia que vive el país.

"Creo que cada quien, desde su trinchera, debe aportar algo, por ejemplo los policías están haciendo su parte y otras instituciones también, por ello creo que también nosotros tenemos que aportar desde donde podemos, desde la fe", expresó.

Carranza también recordó la famosa frase del Papa Juan Pablo II cuando visitó el país, el 6 de marzo de 1983, y llamó a todos los salvadoreños a "ser artesanos de la paz".

"Entonces quisiéramos rescatar el legado de Juan Pablo II, volver a recordarle al pueblo salvadoreño que la paz es posible si todos la construimos. Esto lo hacemos no por filantropía, ni nada, sino desde la fe, creyendo que la paz es posible desde todo corazón convertido a Jesucristo", dijo.

La peregrinación de esta reliquia por América comenzó el 6 de marzo recién pasado en la Aquidiócesis de Nueva York, y ya recorrió otras ciudades de Estados Unidos, a donde llegó directamente desde El Vaticano.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación