Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sancionarán a padres si hijos resultan quemados con pólvora

Según la Ley Lepina, la multa que deben pagar quienes vendan explosivos a menores de edad es de hasta 50 salarios mínimos

Listado de pólvora que no puede ser comercializada por ningún puesto de venta.

Listado de pólvora que no puede ser comercializada por ningún puesto de venta.

Listado de pólvora que no puede ser comercializada por ningún puesto de venta.

"Querida mamá, querido papá, queremos pedirles que no nos compren, ni nos regalen pólvora... Queremos pasar la Navidad en familia muy contentos", "No quemes estrellitas, cuida tu carita", "No revientes cohetes y morteros, cuida tus manos", "Pólvora ni de regalo", " Si juegas con pólvora juegas con tu vida"

Lo anterior es parte de la campaña "Con la pólvora no se juega" que el Fondo Solidario para la Salud (Fosalud) lanzó con el objetivo de hacer conciencia en los adultos, sobre las precauciones que se deben tener con los pequeños durante la época de fin de año al manipular pólvora.

En el país la seguridad de los menores se regula y controla por medio de diversas legislaciones, entre ellas la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (Lepina) y la Ley Especial para la Regulación y Control de las Actividades Relativas a la Pirotecnia, esta última en vigencia a partir del 24 de noviembre de este año.

En ambas leyes se establecen rigurosas multas monetarias para todos aquellos que no cumplan con las normativas.

En la reciente ley aprobada, el artículo 40 detalla en el catálogo de faltas y sanciones, que los padres de familia o responsables de hogar que permitan que niñas, niños y adolescentes manipulen productos pirotécnicos sin la supervisión de una persona adulta, incurren en una falta grave y puede ser sancionada con cinco salarios mínimos.

Mientras que vender o proporcionar, bajo cualquier concepto, producto pirotécnico o sustancias relativas a la pirotecnia a niñas, niños y adolescentes, se establece como una falta muy grave, que se sancionará con 10 salarios mínimos.

Sobre el tema, Vanesa Carolina Martínez Aguilar, subdirectora de Defensa de Derechos Individuales del Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia (Conna), explica que a nivel nacional existen 16 Juntas de Protección de la Niñez de la Adolescencia, donde se atiende todo tipo de denuncia que afecte la integridad de los menores.

Los miembros que forman estas Juntas, pueden iniciar procedimientos administrativos sancionadores, a quienes venden armas de fuego o explosivos de cualquier clase, dispuesto en el artículo 202 de la ley Lepina, considerada como falta grave, la cual puede sancionarse con multas de 30 a 50 salarios mínimos.

En los últimos meses del año, el riesgo de manipular pólvora se incrementa y a través de estas leyes e instituciones, se busca frenar las graves lesiones provocadas por explosivos.

"El principal mensaje es evitar cualquier situación de riesgo. Por eso la recomendación es que los niños no manipulen ningún tipo de pirotécnicos, ya que todos son explosivos", manifiesta Martínez Aguilar.

"Las campañas buscan hacer una reflexión en los padres, porque son ellos los primeros llamados a proteger y garantizar los derechos de los niños, ese proceso educativo es lo que nos interesa desarrollar, porque pretendemos prevenir. Ya no queremos seguir curando niños en los hospitales", señaló la subdirectora.

Otras de las personas que muestran preocupación por estos hechos, son los médicos del Hospital Bloom.

La doctora Patricia Quezada de Calderón, jefe de la Unidad de Quemados y Cirugía Plástica explicó que " Ya se atendieron a cuatro niños por quemaduras de pólvora, dos de ellos de gravedad, el primero de los niños, agarró fuego su vestimenta por manipular pólvora china, lo que le provocó quemaduras faciales de grado tres, por lo que fue necesario hacerle auto-injertos". En este caso el niño ya fue dado de alta.

El segundo hecho, es de un niño de 11 años procedente del municipio de Goacotecti, en Cabañas, compró en $0.15 centavos un mortero número 5, que sí está permitido vender, pero que al final le cambió para siempre su vida, ya que la alta potencia del explosivo provocó que perdiera cuatro de sus dedos de forma parcial y total, mientras los médicos continúan luchando por salvarle el pulgar.

" De nuevo hacemos un llamado a los padres para que los niños no quemen pólvora, porque es un producto pirotécnico que se convierte en un arma", dijo la doctora de Calderón y al mismo tiempo enfatizó "Con la pólvora no se juega y no debe ser ¡ni de regalo!".

Cifras dolorosas

Según los datos registrados por el Ministerio de Salud, el año pasado ocurrieron 187 casos de personas lesionadas con pólvora entre el 1 de noviembre de 2013 al 6 de enero de 2014, donde los elementos que más perjudicaron a los infantes fue el mortero, con el 31% de afectados; la pólvora china 13.4% , el cohetillo 12.3% y el silbador con 11.2 %, a pesar que este último es un producto que tiene prohibida su producción y comercialización.

Al cierre de esta nota ya se contabilizaban 19 personas afectadas por quemaduras por el mal manejo de pirotécnicos, 12 corresponden al área urbana y 7 a la rural, según reportes del Ministerio de Salud, en donde nueve de los casos son niños. El rango de edad más afectado por lesiones causadas por pólvora, según el MINSAL se registro entre los 5 a 17 años.

Trabajo de prevención

Por su parte, el Fondo Solidario para la Salud (Fosalud), junto con representantes de las instituciones que forman la Comisión Intersectorial de Salud (Cisalud), entregó al Ministerio de Educación antes de finalizar el año escolar, material que se distribuyó en más de tres mil centros escolares en los departamentos de: San Salvador, Santa Ana, La Libertad, Sonsonate, La Paz, Cabañas, Usulután y Cuscatlán, sitios de donde proviene la mayoría de infantes afectados por las lesiones de pirotécnicos.

Con la implementación de este plan preventivo se llevo información a los escolares para advertirles sobre el riesgos de manipular pólvora, los graves daños que ésta ocasiona y el difícil proceso de rehabilitación por quemaduras.

En los diversos medios de comunicación, páginas web y redes sociales, se difunden los diferentes avisos preventivos que hacen un llamado a los adultos para que eviten riesgos y cuiden a los menores de edad en esta temporada de Navidad y año nuevo.

Leer más publicaciones en Calaméo

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación