Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

País en Progreso

Sana Mi Corazón recibió 42 kits de cateterismo valorados en $56,707

ctv-sff-mcdonals

La donación de los kits de cateterismo ayudará a que disminuya la lista de espera de niños salvadoreños con padecimientos cardíacos.  | Foto por El Diario de Hoy

Por quinto año consecutivo McDonald’s ayuda a la fundación Sana Mi Corazón con la entrega de 42 kits de cateterismo, los cuales están valorados en $56,707.65, cantidad que fue recaudada durante el McDía Feliz por los Niños 2015, con la venta de 16,437 Big Mac.

El donativo es una ayuda de la empresa de alimentos para los pequeños del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom que son apoyados por la organización social.

Las cardiopatía congénitas son malformaciones del corazón y su incidencia global es de ocho por cada 1,000 recién nacidos. En El Salvador nacen al año 1,200 niños con algún padecimiento cardíaco, donde el 50 % requiere de una o más intervenciones para corregir o aliviar el padecimiento.

Hasta el momento Sana Mi Corazón ayuda a un promedio de 100 niños al año, y con la entrega de los kits de cateterismo serán 46 niños los beneficiados. 

El McDía Feliz es una actividad que realiza McDonald’s cada año, la cual consiste en que el total de las ventas de Big Mac de ese día son donados a una institución que necesite ayuda para el cuido de niños enfermos. 

“Es gratificante para todos los que conformamos Sana Mi Corazón poder contar nuevamente con el apoyo de empresas como McDonald’s El Salvador”, dijo Enrique Borgo, presidente de Sana mi Corazón.

La organización tiene más de 15 años de existencia, en los que ha beneficiado alrededor de 1,600 niños del Hospital Benjamín Bloom, a través de dos programas que cuentan con el apoyo del Hospital de Diagnóstico, por medio del cual realiza dos jornadas al año de cirugías de corazón abierto y cateterismo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación