Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

San Simón, el santo apócrifo que veneran en El Salvador

Muchos le temen, otros promueven su culto, como sea, el hermano Simón tuvo su fiesta en Cuyultitán, La Paz.

San Simón, el santo apócrifo que veneran en El Salvador

Muchos le temen, otros promueven su culto, como sea, el hermano Simón tuvo su fiesta en Cuyultitán, La Paz.

“Le pido a San Simón que encuentre a mi papá que desde hace un año está desaparecido”, así explica Kevin de 13 años de edad el porque está en la fiesta del Hermano Simón celebrada este 31 de octubre en el municipio de Cuyultitán, en el departamento de La Paz.

Y aunque Kevin no entiende el porqué de los puros y el licor, a su corta edad ya ha sido testigo de las limpias y todas las actividades que se realizan en este templo al Hermano Simón.

“Para nosotros significa mucho, lo tenemos como a un santo que hace milagros. Después de Dios es él”, explica el hermano Félix, un espiritista de la zona.

Otros creyentes de se acercan a la imagen, le tiran humo y licor, le ponen flores, le dan besos. Todos le piden con fervor que interceda por ellos para solucionar problemas de salud, dinero y amor.

Sobre el origen del hermano Simón hay varias historias, la más reciente es la del tiempo precolombino, en donde se le apareció un 28 de octubre a un indígena que venía de celebrar la fiesta a San Judas Tadeo.

Este indígena “como no sabía cómo se llamaba le puso Simón, el nombre de su padre que ya estaba muerto, agregando Judas Tadeo que se celebraba en esa fecha, entonces, por eso es que él se llama Simón Judas Tadeo, nada que ver con la celebración que le hacen a San Judas”, narra Willie Wilton, dueño del templo en Cuyultitán.

A pesar de ser un santo apócrifo o no reconocido por la iglesia católica, la fe, devoción y culto que le ofrecen a San Simón sigue creciendo en El Salvador en donde ya hay varios templos en su honor.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación