Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salas de cine: lo que el tiempo se llevó

Durante los años setenta, el país llegó a tener más de 85 salas de cine, unas 50 solo en la capital

Así luce en la actualidad el cine Libertad

Así luce en la actualidad el cine Libertad

Así luce en la actualidad el cine Libertad

La exhibición de películas en el país comenzó a finales del siglo XIX en un hotel que se llamaba Americano, en el centro histórico.

Luego, ya a principios del siglo XIX como aún no habían salas propiamente dichas, se ocuparon los teatros.

Las primeras empresas distribuidoras de películas también rentaban el espacio para proyectar cine y fue tanto el gusto que despertó entre la gente, que poco a poco este, y el resto de teatros, fueron perdiendo su carácter original hasta convertirse en cines.

Según investigaciones del historiador Héctor Sermeño llegó un momento que en todo pueblo y municipio de El Salvador había una sala de cine convirtiéndose en un entretenimiento para todos.

Lo que se proyectaba venía de Hollywood y a partir de los años 30, el cine mexicano entró en gran escala y también las producciones argentinas.

La razón es que en esa época, el 80% de la población era analfabeta y las películas venían doblabas al español, algo que aprovecharon las industrias latinas, ya que la gente en su mayoría no podía leer y por eso las prefería.

Busque mañana en nuestra edición papel la primera entrega de esta interesante investigación periodística.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación