Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sala de ventas de Apanteos con buena aceptación

La demanda de los productos que producen los privados de libertad al interior de cada uno de los recintos ha ido en aumento desde que la tienda fue inaugurada el pasado mes de mayo, a un costado del recinto penitenciario

La sala de ventas está ubicada a un costado del centro penal de Apanteos, en la carretera que de Santa Ana conduce a Metapán. Foto EDH / Milton Jaco

La sala de ventas está ubicada a un costado del centro penal de Apanteos, en la carretera que de Santa Ana conduce a Metapán. Foto EDH / Milton...

La sala de ventas está ubicada a un costado del centro penal de Apanteos, en la carretera que de Santa Ana conduce a Metapán. Foto EDH / Milton Jaco

SANTA ANA. A raíz del notable cambio de comportamiento que los internos del penal de Apanteos tuvieron desde la puesta en marcha del nuevo programa de tratamiento penitenciario Yo Cambio, a finales de 2011, las autoridades del recinto decidieron inaugurar el pasado mes de mayo, la primera sala de ventas Yo Cambio, en la cual se comercializan toda clase de productos hechos al interior de las instalaciones.

El director del centro penal, Orlando Molina, manifestó que la apertura de la tienda ha superado todas las expectativas, ya que la demanda del público ha generado que la producción al interior de los diferentes sectores del penal aumente considerablemente.

"En dos meses hemos visto excelentes resultados. La gente ha sabido valorar el esfuerzo de los internos y ha respondido de buena manera a comprar los productos que aquí se ofrecen", dijo Molina.

El director detalló que en los primeros dos meses de apertura, los productos que más se venden en la tienda son los elaborados en los talleres de carpintería, panadería y los productos orgánicos como tomates, pepinos y rábanos.

Según el director, por el momento no se ha buscado la ayuda de instituciones privadas para darle más sostenibilidad al proyecto porque todavía se encuentra en fase de estructuración o de prueba.

Sin embargo, Molina aclaró que de seguir bajo la misma tendencia al alza, la institución se verá obligada a gestionar colaboración externa para darle continuidad al proyecto.

"Por ahora seguimos gestionando todo. Pero la demanda es grande y los gastos de los materiales aumentan. No tenemos ayuda de instituciones privadas pero no descartamos gestionarla para un futuro cercano", explicó Molina.

Aunque las ventas tendieron a bajar durante el pasado periodo de las fiestas patronales, la respuesta de los internos ante el éxito de la comercialización ha sido favorable y se ha visto reflejada, según el director del penal en más ganas de trabajar.

"Un 95 por ciento de la comunidad de internos ya forma parte del programa Yo Cambio. Esto significa que todos están comprometidos con cada una de las tareas que realiza de manera voluntaria. Ellos (internos) se sienten motivados cada vez que un producto hecho por sus manos es vendido. El dinero que reciben les sirve para seguir invirtiendo en material y para sus gastos personales", aclaró Molina.

Por el momento, los horarios de atención al público se mantienen de lunes a viernes de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde.

Las autoridades del recinto penitenciario han puesto a disposición de los visitantes un amplio parqueo.

Al interior de la tienda, los clientes podrán encontrar una gran variedad de productos, desde adornos de madera hasta cristalería y productos textiles y de uso cotidiano como zapatos, billeteras, jabones y hasta jardinería.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación