Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rito de la ceniza inaugura la Cuaresma

Los católicos se abocaron con fe y devoción a las iglesias en todo el país

La fe de los feligreses llenó de vida la parroquia en el Centro Histórico. foto edh / r. quintanilla

La fe de los feligreses llenó de vida la parroquia en el Centro Histórico. foto edh / r. quintanilla

La fe de los feligreses llenó de vida la parroquia en el Centro Histórico. foto edh / r. quintanilla

"Polvo eres y en polvo te convertirás" y "conviértete y cree en el Evangelio" fueron las frases que los sacerdotes y laicos comprometidos les decían a los feligreses al colocarles la ceniza en la frente.

Ayer la Iglesia Católica celebró el Miércoles de Ceniza, acontecimiento que le da la bienvenida a la Cuaresma, un periodo considerado de conversión y penitencia para los creyentes.

Los templos a primeras horas de la mañana se prepararon para recibir a miles de católicos, quienes con fe y devoción se abocaron.

Las puertas de la parroquia María Auxiliadora, conocida como Don Rúa, se abrieron un cuarto a las seis de la mañana, para dar comienzo a la celebración.

El padre José María Moratalla ofició la primera misa, en la cual se bendijo la ceniza que sería ocupada en todas las celebraciones.

El Evangelio de San Mateo les recordó a los fieles que hay que realizar obras y orar, pero en silencio, "sin que la mano derecha sepa lo que hace la izquierda", dijo el sacerdote.

Luego de la homilía, Moratalla invitó a los presentes a participar de manera "voluntaria" de la imposición de la ceniza.

"Recuerden que no es una obligación, al contrario, debemos estar conscientes de su significado y a lo que nos compromete", recalcó el religioso.

Rosana Araujo llegó desde Soyapango con su hija de 19 años, Leydi Alfaro. Las católicas se levantaron a las 4 de la mañana y es que para ellas es tradición ir a ese templo a participar de la celebración.

"Nuestra Cuaresma siempre inicia en Don Rúa. Ya tenemos 15 años con esa costumbre en la familia. Y no nos importa levantarnos temprano para reflexionar y buscar acercarnos más de Dios", contó Araujo.

En Don Rúa hubo ocho celebraciones litúrgicas en todo el día, con ese horario ningún católico de la zona o de otro lugar se quedo sin asistir al templo.

Los creyentes también madrugaron para llegar a la misa en Montelena, en Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, La Libertad. La actividad religiosa fue a las 6:00 de la mañana.

"La Cuaresma es el tiempo en que se ve más la misericordia de Dios, por eso nosotros como cristianos debemos sacarle el mayor provecho a este tiempo y acercarnos más a Dios", compartió Luis Gómez, quien llegó puntual para que le colocaran su cruz en la frente.

En la parroquia El Calvario, en el Centro Histórico capitalino, la devoción fue evidente en los rostros de los asistentes a las misas.

El párroco, Alfonso Guzmán, instó a los presentes a seguir los "pasos de Jesús" y no olvidar el "verdadero sentido es compartir las vivencias de Jesús, antes, durante y después de su pasión", aconsejó.Los ahuachapanecos asistieron a las diferentes parroquias para recibir la imposición de la cruz de ceniza, con lo cual empieza la Cuaresma.

Iglesias como El Calvario y Nuestra Señora de la Asunción fueron las más visitadas por los feligreses.

Los participantes coincidieron en señalar que arranca un tiempo de oración, ayuno y penitencia que culmina durante la Semana Santa.

El sacerdote José Campos, de la iglesia La Asunción, explicó que, además, es el momento propicio para que cada persona se esfuerce para experimentar una conversión espiritual.

Algunas instituciones de educación católica también se sumaron a la inauguración de la Cuaresma.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación