Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Río Goascorán agoniza por basureros en su ribera

Las comunidades cercanas se encargan de contaminarlo lanzando la basura en el cauce

Río Goascorán agoniza por basureros en su ribera

Río Goascorán agoniza por basureros en su ribera

Río Goascorán agoniza por basureros en su ribera

LA UNIÓN. El mal manejo de los desechos sólidos que generan las comunidades que se encuentran a orillas del río Goascorán, el cual divide a Honduras y El Salvador, están acabando con el afluente, de cual subsisten muchas familias que se asientan sobre sus riberas.

El Goascorán es la frontera natural de ambas naciones, y su riqueza natural está siendo afectada por los residentes que lanzan todo tipo de basura en la orilla del río, donde la mayor parte son arrastrados por las corrientes que durante el invierno son muy fuertes.

Las municipalidades que comparten jurisdicción son Pasaquina, del lado salvadoreño; y Goascorán, de Honduras. Ninguna comuna tiene un plan estratégico binacional, menos de Gobierno central, para empezar a trabajar por un verdadero tratamiento de los desechos y resolver el resto de problemas que amenazan con disminuir y contaminar cada año su caudal.

Los mismos pobladores están conscientes de la problemática y aseguraron que no solo el medio ambiente es el afectado; también los es el turismo porque el Goascorán es la puerta de entrada o salida de ambos países para miles de turistas.

La municipalidad de Goascorán, hasta hace dos meses, tomó la decisión de que por primera vez se prestará el servicio de la recolección de basura en la zona fronteriza Amatillo.

Fue con la llegada del nuevo alcalde, Alcides Gaspar Paz Morales.

"En los primeros meses de mi administración lo primero que hicimos fue a hacer una limpieza total en río, abajo del puente del lado que nos corresponde. Se recogió muchas toneladas de basura que nunca se había retirado porque a veces la gente la quemaba ahí mismo o simplemente la tiraba", dijo el edil.

Yanet Molina, comerciante hondureña, dijo que el alcalde de Goascorán ya mandó hacer limpieza para retirar toda la basura que había abajo del puente y que "ya nos están enviado el camión recolector dos veces a la semana; pero la gente no hace caso y siempre tira la basura a orillas del río".

El edil dijo que cuando se avecinan problemas provocados por fenómenos naturales en la época del invierno, toda la basura se acumula y genera grandes inundaciones.

"Estamos coordinando con nuestra policía ubicada en El Amatillo, que al poner los rótulos donde se prohiben lanzar desechos, que ellos estén pendientes en no permitirles a la gente que lo hagan, también estamos trabajando en la elaboración de las respectivas ordenanzas municipales", para controlar el problema, explicó el edil .

Afirmó que ha recibido denuncias de que hay personas que llegan al río a pescar utilizando veneno para matar el recurso y luego extraerlo, pero eso están en averiguaciones para tratar de resolver el problema.

Milton Torres es el encargado del área de deporte y cultura de la comuna de Goascorán y acompañó a un equipo de El Diario de Hoy a hacer un recorrido a orillas del afluente para mostrar los puntos donde la gente lanzaba la basura.

También mostró la deforestación que existe, y sobre la reducción del caudal de agua dijo que "son varios los problemas graves de contaminación que tenemos, uno que hay gente que pesca con veneno, otro es la tala de árboles y, el más grave es que la gente tira la basura al río; después esas graves consecuencias las sufrirá la misma población".

Por la parte de El Salvador, dijeron que el río ya está bien contaminado con todos los desechos que tira la gente de ambos países, según Rafael Sánchez, quien residen en el cantón Santa Clara de Pasaquina.

"En nuestro lado, cuando el camión solo viene una vez al a semana, ese contenedor que está a orillas del río luce repleto de basura; pero también la gente se acostumbró que todo lo lanza al río", indicó.

Lucía Álvarez, otra salvadoreña, aseguró que "el camión lo manda la alcaldía de Pasaquina, pero la gente no colabora, siempre esta tirando la basura al río, creo que es necesario que empiecen a multar".

A eso se agrega, según los vecinos del lado salvadoreño, el mal manejo de desechos de la comuna de Pasaquina porque el camión recolector pasa dos veces por semana por las comunidades, y a veces se tarda hasta dos semanas en hacerlo.

Sobre los contenedores que tiene la comuna para los desechos, uno en la entrada al edificio aduanero que es el que da la bienvenida a los turistas, siempre está repleto de basura, incluso, esparcida en los alrededores. A orillas del río hay botaderos clandestinos.

Carlos Villatoro, inspector de Saneamiento de la oficina Sanitaria Internacional de Salud El Amatillo, confirmó que hay un mal manejo de todos los desechos y habló de una serie de inspecciones que se realizan en el lugar y determinado que no hay un buen tratamiento de la basura.

Salud le ha enviado varios informes en este año a la unidad ambiental de la comuna y al alcalde, Nelson Urías, señalando el problema de los desechos sólidos.

La última fue enviada el 3 de enero de este año. "Les pedimos que no estén acumulando todos esos desechos en esos contenedores, para eso que el servicio de recolección sean de todos los días porque aquí se genera mucha basura de las viviendas, los negocios", agregó Villatoro.

Urías dijo que están haciendo todos los esfuerzos por tratar los desechos de la zona de las comunidades del Goascorán y que los martes y viernes llegan los recolectores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación