Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rinden homenaje póstumo a destacado abogado argentino

Eduardo Luis Duhalde fue un férreo defensor de los derechos humanos

Miembros de la Fundación Duhalde y la embajadora de Argentina en el país (primera a la izquierda) Betina Pascuali de Fonseca.

Miembros de la Fundación Duhalde y la embajadora de Argentina en el país (primera a la izquierda) Betina Pascuali de Fonseca.

Miembros de la Fundación Duhalde y la embajadora de Argentina en el país (primera a la izquierda) Betina Pascuali de Fonseca.

La Cancillería de Argentina rendirá un homenaje póstumo en El Salvador al doctor Eduardo Luis Duhalde, un abogado de ese país suramericano que durante más de 50 años mantuvo una fuerte lucha por el respeto a los derechos humanos de los más desprotegidos.

Duhalde, quien falleció en abril de 2012, se desempeñaba como el secretario de Derechos Humanos de Argentina en el gobierno de Cristina Fernández.

El mismo cargo lo vino desempeñando durante el gobierno del también fallecido Ernesto Kirchner.

Pero más allá del cargo público que ocupó Duhalde durante el gobierno de los Kirchner, su legado se mantiene vivo y su pensamiento en la defensa de los derechos humanos se ha vuelto universal.

El homenaje póstumo no es solo por recordar al abogado, sino porque Eduardo Luis Duhalde siguió y estuvo muy cerca el proceso de paz de El Salvador, dijo Mariano Duhalde, vicepresidente de la fundación que lleva el nombre de su padre.

"Su vínculo (de Eduardo Luis Duhalde) viene de los 70, 80 y 90, de apoyo permanente de las iniciativas de paz en El Salvador en los peores momentos del conflicto armado en este país, fue siempre una persona solidaria", explicó Mariano Duhalde.

Precisamente ese fue el motivo por el que el Gobierno de Argentina tomó la decisión de hacer un homenaje a Duhalde en El Salvador, indicó el vicepresidente de la fundación.

Uno de los principios que siempre mantuvo Eduardo Luis Duhalde fue el hecho de que "el fundamento de la democracia es la posición ética sobre los derechos humanos; la vigencia irrestricta de los derechos humanos es el contenido de las democracias (porque) democracias sin derechos humanos no son más que valores sustantivos", explicó Mariano.

La relación de Duhalde con El Salvador fue muy intensa, de hecho, tuvo acercamientos directos con Guillermo Manuel Ungo, quien falleció a principios de los 90, y otras personalidades históricas del proceso de paz salvadoreño que tenían que ver con el movimiento de los derechos humanos.

Uno de los problemas que siempre preocupó a Eduardo Luis Duhalde fue las consecuencias la represión política en la salud de los niños. De hecho, se trabajó mucho con Ignacio Martín Baró desde la óptica de la defensa de los derechos humanos, dijo por su parte Victoria Martínez, quien funge como la directora de proyectos de la Fundación Duhalde.

Habló sobre lo reservado que era su padre, y agregó que Eduardo Luis conversó con diversos miembros del FMLN, ahora convertido en partido político, para ver cuáles eran los límites que la paz tenía que tener y el marco propicio para fijar sus términos.

Todo el legado que dejó Eduardo Luis sigue vigente y continuará fortaleciéndose a través de la fundación que lleva su nombre.

"La fundación se propone volcar toda la experiencia que él tiene en derechos humanos", dijo Mariano Duhalde.

Agenda

Entre las actividades de homenaje al destacado abogado se encuentran, para esta mañana, la develación de una placa recordatoria en la plaza República Argentina; y por la tarde, habrá una charla debate en la Universidad Centroamericana (UCA) y presentación del libro Aportes para la construcción de una Democracia Avanzada".

Para mañana, la Fundación Duhalde y la Embajada de Argentina pondrán una ofrenda flora en la cripta de monseñor Óscar Romero y harán una visita al monumento a la Memoria y la Verdad por las víctimas de la guerra, que están en el parque Cuscatlán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación